Connect with us

La Lupa

Las mujeres no llorarán la muerte del presidente de Irán

Durante su mandato se aprobó la Ley del Hiyab y la Castidad que penaliza con 10 años de cárcel a las mujeres que se nieguen a usar el velo islámico, lo que llevó a la muerte a Mahsa Amini, una joven detenida por la "policía de la moralidad" por llevar el velo mal puesto. A Ebrahim Raisi se le conoce también como el Juez de la Horca, porque supervisó personalmente la muerte de cientos de presos capturados durante la guerra con Irak 

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas/Foto: Cortesía. Mucha sangre deja como herencia el recién fallecido presidente de Irán, Ebrahim Raisi, quien saltó a la fama gracias a la feroz represión desatada contra las decenas de protestas que se llevaron a cabo en ese país a raíz de la muerte de la joven Mahsa Amini, en 2022, detenida por llevar el Hiyab "mal puesto". Represión que dejó más de 500 muertos y 22 mil detenidos, lo que no impidió a la llamada Policía Moral continuar deteniendo a decenas de  mujeres por no llevar el velo y  sentenciar  a muerte al rapero Tomaj Salehi por dar su apoyo a esas manifestaciones.

Lea también: Las hipótesis que explican la reacción del chavismo tras anuncio de la UE

De hecho, la activista por los Derechos Humanos, Narges Mhammadi, presa desde 2011,  recibió el Premio Nobel de la Paz en 2023  "por su lucha contra la opresión de las mujeres en Irán y sus esfuerzos por promover los derechos humanos y la libertad para todos". Ella revelaría en una carta a la BBC detalles desgarradores sobre cómo las mujeres detenidas en manifestaciones estaban siendo abusadas sexual y físicamente.

La leyenda negra de Raisi también narra que cuando era un joven fiscal en Teherán, formó parte del grupo que supervisó la ejecución de cientos de presos políticos en 1988, durante la guerra de ocho años contra Irak.

"En todo Irán se crearon inquisiciones conocidas como "comités de la muerte", integrados por jueces religiosos, fiscales y responsables del Ministerio de Inteligencia, para decidir la suerte de miles de detenidos en juicios arbitrarios que duraban apenas unos minutos", según un informe de Amnistía Internacional.

Raisi, que desde el año 2017 aspiraba a la presidencia, perdió ese año frente a Hassan Rouhani precisamente porque se divulgó una cinta de audio que supuestamente ponía de relieve su papel en las ejecuciones de 1988.

Advertisement

Nacido en 1960 en el seno de una familia religiosa, estudió en un seminario  de la ciudad santa de Qom y participó en las protestas contra el Sha de Irán, apoyado por Occidente, en la revolución de 1979. Más tarde, sus contactos con los líderes religiosos le convirtieron en una figura de confianza en el poder judicial.

En 2021 asumió la presidencia de Irán en unas elecciones muy cuestionadas y al año siguiente ordenó una aplicación más estricta de la "ley del hiyab y la castidad" iraní, para restringir la vestimenta y el comportamiento de las mujeres. Esa ley equipara el hecho de no llevar velo a “la desnudez” y prevé penas de prisión de hasta 10 años para quienes desafíen la legislación. 

Asimismo, tipifica como delito “insultar o ridiculizar el hiyab” y lo castiga con pena de prisión, prohibición de viajar y multas, y alienta a la gente, empresas y  agentes de vigilancia progubernamentales a hacer cumplir la obligación de llevar velo.

El vicepresidente Mohamed Mokhber asumirá el poder tras la muerte de Raisi y, según la Constitución, se celebrarán elecciones en un plazo de 50 días. Pero ya ha dicho que el gobierno continuará con las políticas del difunto presidente.



Advertisement

Tendencias