article-thumb
   

Las peticiones de clemencia y lamentos de los “narcosobrinos” en lectura de sentencia

El Cooperante

Caracas, 14 de diciembre.– Durante la lectura de la sentencia de los sobrinos presidenciales Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, los acusados presentaron sus peticiones de clemencia e hicieron algunas lamentaciones sobre los crímenes que cometieron.

Le puede interesar: Alegatos de la defensa redujeron considerablemente condena de los narcosobrinos

En la petición de clemencia al juez, Campo Flores dijo que estaba arrepentido de haberle causado un daño a su familia con el caso que lo había puesto tras las rejas. Aprovechó para mostrar al juez que había aprovechado su tiempo aprendiendo hablar inglés y destacó que había estudiado las leyes norteamericanas tratando de entender la razón por la cual estaba viviendo esta experiencia, reseña el blog de la periodista Maibort Petit.

Campos dijo en inglés: “I can talk in ingles now with my attorneys” (puedo hablar ahora en inglés con mis abogados). También dijo que amaba a su esposa y a sus hijos. Nunca mencionó a su tía primera dama, Celia Flores ni a su tío político, Nicolás Maduro.

Flores de Freitas por su lado dio un discurso en el que mencionó su trágica infancia, su dolor por haber dejado a su hijo de 9 años sólo. Destacó además que hacía trabajos de caridad en la cárcel, reparaba radios a sus compañeros de celda y que lo hacía  “con mucho cariño”. Afirmó que ayudaba a otros prisioneros a superar la depresión que generaba estar privados de libertad.

Flores de Freitas tampoco mencionó a su tía Celia Flores. Solo dijo que pedía perdón a su hijo de 9 años y a su abuela, y que trataba de de sacar una experiencia positiva de todo lo que estaba viviendo.

Comentarios

comentarios