Connect with us

La Lupa

Las primarias fueron más populares que el Bono de Guerra

Los representantes del gobierno no pudieron ignorarlas, la estrategia más inteligente en este caso, porque los números le estallaron en la cara. De acuerdo con Google Trends, el hecho arrasó en la atención el día cuando la Comisión Nacional de Primarias reveló el segundo boletín

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas/Foto: AP. Las pasiones que han desencadenado las elecciones primarias retratan el drama que se vive al interior del gobierno y sus aliados por la exitosa jornada, al extremo de que sus más altos representantes perdieron la maravillosa oportunidad de ignorarlas y en su lugar contribuyeron a transformarlas en el suceso más importante de la semana, por decir lo menos. Y, para beneplácito de María Corina Machado, sus pataletas también ayudaron a construir lo que se suponía estaba muerto hasta el 22 de octubre: un nuevo liderazgo de la oposición. 

Lea también: Tras triunfo de Machado: ¿buen clima para el reencuentro de la oposición?

Mentir, que no les cuesta mucho, pudo ser una salida elegante, vaya paradoja. O minimizarlas como algo irrelevante, despacharlas con cualquier ironía para hacernos creer que no le temían a ese zaperoco de millones de venezolanos en las calles de casi todo el país haciendo cola hasta bajo la lluvia, hasta en la noche, hasta en los barrios más empobrecidos y otrora bastiones del chavismo. Fueron millares las personas estimuladas por la única oferta que quieren comprar, la de participar en unas futuras elecciones presidenciales donde se pueda derrotar limpiamente al gobierno y que el país cambie su rumbo.

Una preproducción, un ensayo general, un pre despacho político fue lo que vimos a pesar de la férrea censura ordenada desde Conatel. Pegados al celular, la mayoría, los más privilegiados con acceso a YouTube viendo canales como VPItv, que hicieron una muy buena cobertura a las elecciones, el boca a boca también hizo lo suyo y, sin necesidad de quedarnos despiertos hasta la 3 de la madrugada viendo la baranda del CNE, los venezolanos pudimos conocer los primeros resultados, la "tendencia irreversible" que se ratificó al siguiente día, cuando también salieron a celebrar unos resultados electorales donde su voto contó.

Pero quizás la realidad se les atravesó de una manera tan poderosa, que no pudieron montar la pantomima de que las primarias no les preocupaban. Basta con ver los resultados de Google Trends -que explora los temas que están en tendencia- para descubrir que "el interés sobre las primarias se disparó en comparación con el Bono de guerra que anunciaron el fin de semana antes de la primaria", según reveló en su cuenta de X el director de Politiks, Andrés Eduardo, quien se dedicó a hurgar en esa herramienta de Google y llegó a la conclusión de que la angustia del chavismo debe obedecer también a que "la estructura de control social recibió un buen golpe el domingo". Como ya le ocurrió en el estado Barinas, cuando regalaron electrodomésticos y bolsas de comida a cambio de votos, y tampoco les funcionó.

Tendencia, según Google Trends, que continuó cuando se leyó el segundo boletín de las primarias, mostrando que el hecho arrasó en la atención nacional, estado por estado.

Advertisement

El asunto ahora es que esos resultados, que solo algunos se niegan a creer, les estalla en la cara justo cuando están proponiendo un Referéndum sobre el Esequibo como si ese tema realmente le importara a los maestros, enfermeras, a los empleados públicos y los millones de venezolanos obligados a sobrevivir con una pensión de miseria. Referéndum que si realmente lo llevan a cabo van a tener que lograr unos resultados mínimamente similares a los 2,5 millones de votos que totalizaron los candidatos en los comicios opositores.

¿Será por eso que están gritando fraude?



Tendencias