article-thumb
   

Las razones de Consecomercio para rechazar indexación de créditos al dólar

El Cooperante | 25 octubre, 2019

Caracas.- La resolución del Banco Central de Venezuela (BCV) que ordena la indexación de créditos comerciales otorgados por la banca a la fluctuación del dólar oficial, sigue generando controversia. Consecomercio afirmó este viernes que la medida “desincentiva” la obtención de créditos. El objeto de la medida no es otro que el de “evitar una presión alcista sobre el tipo de cambio”. 

Le puede interesar: Las verdades de José Guerra sobre la indexación de los créditos al dólar oficial

Para Comisión de Economía de Consecomercio, la indexación de créditos comerciales al dólar oficial desincentiva la obtención de los mismos. A través de un comunicado, la asociación aseguró que “Debido a que las tasas de interés son consideradas como el costo del dinero, esta medida parece estar enfocada en desincentivar la obtención de créditos para la compra de divisas, evitando que los mismos generen una presión alcista sobre el tipo de cambio”.





Alegan, además, que la indexación producirá un “descalce” en los balances de la banca nacional.

“La inestabilidad macroeconómica complica la realización de estimaciones precisas sobre el comportamiento futuro del tipo de cambio y de la operatividad de cada negocio en particular, dificultando a las empresas poder estimar la viabilidad y conveniencia de la adquisición de nuevos créditos comerciales (…) medidas aisladas tendrán poco impacto en la economía, hasta tanto no se realice un ajuste macroeconómico creíble basado, entre otras cosas, en la disminución del déficit fiscal, la recuperación de la industria petrolera y la creación de un entorno favorable para el sector privado”.

El economista y diputado José Guerra, en una entrevista concedida a Jessica Dirinot para El Cooperante, consideró que la medida creará un “efecto neutro” en el otorgamiento de nuevos créditos.





“El que toma un crédito a la tasa fija en dos años, debido a la inflación que hemos vivido en estos últimos tres o cuatro años, prácticamente no debe nada. Entonces esta medida es una manera de referenciar el crédito a una unidad de cuenta basada en el dólar. Sí, las tasas de interés son realmente negativas y esto con respecto al dólar le daría más estabilidad, pero baja el costo de los intereses y sube el de la amortización”, expresó.

En contexto

El pasado 21 de octubre, fue publicada en Gaceta Oficial 41.472 una medida del Banco Central de Venezuela (BCV) en la que se deja expresa la indexación de créditos comerciales a la variación del dólar oficial, teniendo una vigencia a partir del 23 del mes en curso, lo que significa que de ahora en adelante, los empresarios que deseen solicitar un crédito a la banca pública o privada, podrá hacerlo, pero pagando tasas de interés basadas en la variación del dólar oficial.

La resolución número 19-09-01 del BCV, señala en su artículo primero que “los créditos comerciales en moneda nacional a ser otorgados por las instituciones bancarias (…) deberán ser expresados únicamente mediante el uso de la Unidad de Valor de Crédito Comercial (…) resultante de dividir el monto en bolívares a ser liquidado del crédito otorgado entre el Índice de Inversión vigente para dicha fecha, el cual será determinado por el BCV tomando en cuenta la variación del tipo de cambio de referencia de mercado y publicado en su página web”.

En el primer parágrafo publicado en la gaceta, “queda expresamente entendido, que están excluidas de la resolución, aquellas operaciones activas relacionadas con tarjetas de crédito, los microcréditos, los préstamos comerciales en cuotas a ser otorgados a personas naturales, por concepto de créditos nómina y los dirigidos a los empleados y directivos de las entidades bancarias; así como los financiamientos correspondientes a regímenes regulados, por leyes especiales”.

Pero el dólar oficial, operado por bancos públicos y privados a través de las denominadas “mesas de cambio”, presenta una tasa similar a la del dólar informal, ampliamente criticado por el Gobierno bajo el argumento de que su fluctuación es producto de la “especulación” y la “guerra económica”.

Venezuela atraviesa una aguda crisis depresiva con hiperinflación, que ha distorsionado los precios de la economía y provocado que la cotización del dólar sea el referente para todas o casi todas las transacciones en el país, con excepción del salario mínimo decretado por el Gobierno y los impuestos.

 

Comentarios

comentarios