article-thumb
   

Las razones de Maduro para sentarse a negociar, según Jesús Seguías

El Cooperante | 21 mayo, 2019

Caracas.- Jesús Seguías, presidente de Datincorp y analista político insiste: la salida a la crisis puede y debe ser negociada, pues de otro modo, alega, lo que continúa en la agenda es “el suicidio político”. Para Seguías, Maduro tiene muchas razones para negociar, pues a pesar de su inmenso poder de coacción, “está contra las cuerdas”.

Le puede interesar: ¿Está a tiempo Nicolás Maduro de detener el colapso bancario nacional?

En un análisis difundido a través de sus redes sociales, Seguías apunta sobre el tema de la negociación. Cree que Maduro no puede comprar tiempo, pues “ya no hay ningún tiempo” para comprar. Y apunta sobre las razones de Maduro para sentarse a negociar:

1.- Aun cuando conserva un gran poder de coacción interno, Maduro está prácticamente contra las cuerdas.

2.- Que el país atraviesa “Por cinco mega crisis” que ni siquiera en Cuba han vivido. Las mega crisis: económica, seguridad ciudadana, servicios públicos, política y humana.

3.- Que “Cualquiera confrontación (así sea electoral) implicará un ganador y un perdedor. El ganador saldrá a cobrar todo y el perdedor saldrá con un cuchillo en la boca a defender sus interés personales y políticos”.

4.- “Nicolás Maduro sabe en su intimidad que cada día es peor que el anterior y que está gobernando la nada, sin dinero suficiente para salir airoso y escalar la cuesta”.

5.- “Donald Trump y la Comunidad Internacional están hablando muy en serio. Rusia, único aliado importante de Maduro, está siendo emplazado seriamente por Estados Unidos. Los colosos saben repartirse el mundo”.

6.-“Donald Trump ha advertido a Putin que Venezuela forma parte de su espacio geoestratégico vital (“patio trasero” en lenguaje de Monroe) y no es negociable. En Miraflores saben que Putin es pragmático y nacionalista (no es socialista), y se lleva bien con Trump”.

Y luego concluye:

“Las presiones dentro de la FANB, el aislamiento internacional, la severa crisis financiera, las 5 mega crisis que devastan al país, el desmoronamiento de su aparato confiable de poder, el riesgo de llevar a la tumba el proyecto de Hugo Chávez, y el desamparo en que quedarían millones de chavistas, son muy poderosas razones para sentarse a negociar”.

¿Se sentarán efectivamente Maduro y la oposición a negociar?

Comentarios

comentarios