article-thumb
   

Las razones por las que clausuraron el museo de Pablo Escobar que administraba su hermano

El Cooperante | 20 septiembre, 2018

Caracas.- La Secretaría de Seguridad y Convivencia de Medellín, en conjunto con el Viceministerio de Turismo colombiano, clausuró este miércoles una propiedad que funcionaba como museo del fallecido narcotraficante Pablo Escobar, que se encontraba al oriente de la capital de Antioquia.

Le puede interesar: Científicos hallan un área del Pacífico que acoge una enorme concentración de tiburones blancos (+Foto)

Según las autoridades, los propietarios de sitio, administrado por Roberto Escobar, alias el ‘Osito’, hermano de Pablo Escobar, no contaban con la documentación necesaria para hacer uso de un museo, por lo que fue suspendido de forma temporal.

Además, promovía “la vida de uno de los bandidos más tristes, de los que más daño le ha hecho a Medellín”, aseguró el secretario de seguridad de Medellín, Andrés Tobón. El lugar ofrecía un recorrido completo por la vivienda en la cual se mostraban pertenencias del extinto narcotraficante, así como una colección de 90 fotografías históricas y objetos personales, como la moto de James Bond y su escritorio, informó el medio colombiano El Tiempo.

Durante el operativo, siete extranjeros se encontraban en el sitio realizando una de las rutas de los llamados “narcotours”. El reconocido portal turístico TripAdvisor le concedió al museo del excapo colombiano la calificación de 4.5 estrellas (sobre 5), incluso le atribuyó un “certificado de excelencia”.

De acuerdo con la reseña de este portal, en el lugar es posible observar “gran parte de la Historia del Mítico Pablo Escobar, la moto de James Bond, de la película La Espía que me amó, sus carros y motos más preciadas, gran cantidad de fotografías, y más de 150 Historias”.

El costo del tour, según TripAdvisor, va desde los 34 dólares e incluye visita guiada al edificio Mónaco y a Jardines Montesacro (donde está enterrado Escobar). También se realizaban dos recorridos por día en inglés y español.

Pero sus visitantes tendrán que esperar para volver a recorrer sus excéntricas rutas, pues primero los administradores tendrán que enfrentar una multa de unos 37.000 millones de pesos colombianos, equivalentes a más de 12 millones de dólares.

 

Comentarios

comentarios