Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Investigación

Latidos cesantes: crisis hospitalaria pone en riesgo a más de 5 mil niños cardiópatas

Caracas, 22 de septiembre.- El 20 de agosto de 2006, el entonces presidente de la República, Hugo Chávez Frías, inauguró el Cardiológico Infantil Latinoamericano «Dr. Gilberto Rodríguez Ochoa», en Montalbán, parroquia La Vega del municipio Libertador de Caracas, con el cual se prometió atender un total de 1200 niños cardiópatas anualmente en su primera fase, y el triple de pacientes, una vez culminada la obra, que vislumbraba como una de las más modernas del continente.

Lea también: Las deudas del Gobierno que ponen en peligro a 2200 pacientes con esclerosis

La cardiopatía congénita, incluye un seriado de afecciones al corazón que se dividen en tres grandes grupos: cortocircuitos izquierda/derecha, lesiones obstructivas y cardiopatías congénitas cianóticas. Esta, es la anomalía de nacimiento que ocasiona más muertes en los menores de un año de edad, por lo que su pronta diagnosticación y posterior tratamiento, es sumamente importante.

De acuerdo con cifras aportadas entonces por Chávez, cada año, nacían alrededor de 4.500 niños con algún tipo de cardiopatía congénita, de los cuales, 3.000 requerían intervenciones quirúrgicas y solo 600 eran atendidos a través de los diversos centros hospitalarios con capacidad para tratar estos casos.

Caótica actualidad en números

El último reporte de funcionamiento emitido por la AVN, sostiene que en 11 años, el Cardiológico Infantil ha atendido un total de 19.475 pacientes, en promedio, 1.770 afectados por año, sin embargo, estadísticas reveladas por el propio centro especializado en afecciones del corazón, indican que, hasta mayo del presente año, se han atendido un total de 10.876 pacientes, de los cuales, solo 5.594 han sido intervenidos quirúrgicamente, el resto, fueron pacientes de hemodinamia y electrofisiología.

Asimismo, el informe detalla que, desde enero hasta mayo de 2017, solo 101 infantes fueron sometidos a quirófano, lo que supone la menor cifra registrada desde la inauguración del Cardiológico, el cual ha disminuido notoriamente sus servicios desde el año 2014, cuando por primera vez en siete años, descendió a menos de 1.000 pacientes por año.

Le puede interesar: Insalubridad y escasez: Lo que hay detrás de la muerte de niños en el J.M. de los Ríos

Según un artículo de El Nacional, actualmente existen 5.000 pacientes en todo el territorio nacional que esperan por ser intervenidos quirúrgicamente para paliar alguna patología cardiaca o continuar con vida. No obstante, el censo del año 2011, dio a conocer que de 600.000 niños nacidos cada año, alrededor de 6.000 padecen algún tipo de cardiopatía, de estos, 3.700 deben ser intervenidos y 1.200, dependen de una cirugía para sobrevivir el primer año de vida. Sin embargo, el Cardiológico Infantil, no está cubriendo esta cuota, debido a la escasez de insumos y a la crisis económica que azota al país.

Fuga de talentos y escasez

Así lo confirmó a esta redacción Claudia Scanzoni, representante de la Fundación de Todo Corazón «Dr. Richard Gibson», la cual es propulsora de un programa médico que permite a pacientes de bajos recursos, ser diagnosticados, examinados, intervenidos quirúrgicamente si así lo requirieran y, posteriormente, controlados hasta la adultez. Sin embargo, debido a lo que Scanzoni calificó como «la realidad país«, este año, ha sido complicado proveer este servicio a un amplio número de pacientes. Mientras que en 2016 se lograron 57 tratamientos satisfactorios, en lo que va de 2017, única nueve infantes han sido atendidos por la Fundación.

Lea además: “Es debido a la inseguridad”: el turismo médico está en picada en Venezuela

Para Scanzoni, la problemática radica principalmente en la escasez de insumos y en la fuga de talentos, la cual, se ha incrementado notoriamente desde mediados de 2013. Inicialmente, el Cardiológico Infantil fue inaugurado con un total de 50 médicos y 142 enfermeras, pero en febrero de este año, la precaria situación del Cardiológico salió a relucir cuando se dio a conocer que solo quedaban dos médicos especializados en cirugía cardiovascular, el resto, se fue al extranjero en busca de mejores oportunidades, o reside en Venezuela, pero trabaja por su cuenta o en clínicas privadas, lo que supone una gran problemática, tomando en cuenta que la generación de relevo necesitará 12 años en promedio para prepararse en esta rama de la medicina.

«Muchos buscaron otras alternativas porque no se respeta su labor, sin embargo, no han dejado de estar en contacto con nosotros para apoyarnos desde afuera», aseguró Scanzoni, quien aseveró la importancia de educar a personal especializado en pediatría cardiovascular, puesto que, actualmente, no existe una generación que pueda relevar a los que se han ido o a los pocos especialista que ejercen todavía, pero que están cerca de la edad de jubilación.  Asimismo, puntualizó que el personal activo en el Hospital de Especialidades Pediátricas, ubicado en Zulia, es totalmente dedicado y trabaja con esfuerzo para prestar un servicio de calidad, sin embargo, «con las máquinas dañadas y sin los insumos y medicamentos, es difícil que puedan hacer algo más». 

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Lea también: Crisis vs. belleza artificial: lo que cuesta una cirugía estética en Venezuela

Entre enero y febrero, se registraron en Zulia, las muertes de siete menores que esperaban por una intervención quirúrgica en el Cardiológico Infantil. El Diario La Verdad, informó entonces que las cirugías se centralizaron y los pacientes que requieren trasplante de corazón son enviados fuera del país. Además, también se conoció que otros 500 infantes en esa entidad estaban en las listas de espera del centro hospitalario. No obstante, hay un seriado de organizaciones independientes en diversas regiones del país que trabajan para tratar de atender los casos más urgentes. Es por esta razón que Scanzoni cree que se debe descentralizar la red hospitalaria y trabajar en unión con los sectores de la sociedad civil.

¿Y el Gobierno?

En público, el tema es ignorado. A puertas cerradas, la situación no es muy diferente. De acuerdo con Scanzoni, las autoridades pertinentes atienden la escasez de insumos cuando el gremio médico hace fuertes reclamos, de resto, el suministro de medicamentos para atender a los infantes cardiópatas es nulo.

Además del Cardiológico Infantil, ningún centro de salud público, está atendiendo a estos pacientes, debido a las problemáticas en el sistema hospitalario, el cual presenta fuertes fallas en las infraestructuras y máquinas dañadas que impiden la realización de intervenciones quirúrgicas.

Artículos relacionados

Destacados

Es la primera vez que Francisco muestra un apoyo tan directo a la unión de los homosexuales desde que fue nombrado Papa en 2013

Destacados

Vox cuenta con 24 escaños en el Congreso de los Diputados

Vitrina

Las cinco actrices conservan en la mirada aquel brillo de inocencia de las hermanas que se reunieron para encontrar a su "padre"

Nacionales

Los profesionales piden un salario igual al costo de la canasta básica