article-thumb
   

Latinoamérica irá a la cumbre de las dificultades

El Cooperante

Escándalo de corrupción a gran escala en Brasil, masacre de estudiantes en la que estuvo involucrada la Policía en México, misterioso asesinato de un fiscal en Argentina, caída de los precios de las materias primas: varios jefes de Estado llegan el viernes y sábado a Panamá en busca de un respiro político.

Algunos, como la brasileña Dilma Rousseff y el mexicano Enrique Peña Nieto, se contentarían ciertamente con dejar que los demás atraigan la atención y sin duda ceder un espacio al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para que provoque a Estados Unidos tras las recientes sanciones contra altos funcionarios venezolanos.

Otros aliados de Venezuela, como el ecuatoriano  Rafael Correa, el boliviano Evo Morales o el nicaragüense Daniel Ortega seguirán el paso de su aliado venezolano, con consecuencias preocupantes para el desarrollo de la cumbre, reseñan las agencias internacionales.

“Esto jugaría en contra de una cumbre tranquila e ilustrada, ya que tradicionalmente el mejor medio de desviar la atención de los asuntos políticos internos es confrontar con Estados Unidos”, explica Eric Farnsworth, vicepresidente del foro Consejo de las Américas.

Comentarios

comentarios