article-thumb
   

Laureano Márquez al Papa: “Venezuela va mal como consecuencia de terquedades”

Christhian Colina

Tal Cual.- “Quien le escribe vive de la gracia que produce el humor y toda gracia nos viene de Dios. Sé, además, que usted valora el humorismo, celebra la alegría y anda siempre con una sonrisa amable y buena que nos entusiasma. Con todo respeto, yo hago una broma sobre su elección en mis presentaciones cuando hablo de usted: digo que si antes ya creía yo en el Espíritu Santo, luego de su designación creo mucho más, porque al único argentino humilde, el Espíritu Santo lo encontró”, señala en su misiva semanal el humorista venezolano Laureano Márquez al Papa Francisco.

En el artículo Márquez saluda la visita del Sumo Pontífice a Latinoamérica “visita un Ecuador convulsionado por protestas y también a Bolivia y Paraguay, donde según el cronograma, se encuentra usted en este instante. Sé que el tema Venezuela ha estado presente en sus inquietudes y homilías en este viaje de manera directa o indirecta. Cuando habla usted de “los sectarismos”, “la tentación de las dictaduras” o “los liderazgos únicos”, yo, como venezolano, me siento plenamente identificado”.

Así mismo, le informó la situación del país “Venezuela va mal, Santo Padre, y va a estar peor en los próximos tiempos, como consecuencia de terquedades de diverso tipo: la insistencia en una política económica absurda (…) y la obstinación en consolidar un modelo político excluyente en el cual la disidencia no tiene cabida o es criminalizada, todo esto bajo la formal apariencia de formas democráticas (…) nuestros gobernantes no aceptan el descontento, consideran toda crítica como “intento de golpe de Estado”; en nombre de la lucha contra la pobreza, empobrecen más a la población, sabiendo que se somete mejor a un pueblo empobrecido”.

El humorista finaliza el escrito proponiéndole a Francisco realizar un encuentro con los presidentes de la región. “Una especia de cónclave en el Vaticano; que se sienten a reflexionar juntos, al auxilio de la espiritualidad, sobre nosotros y nuestro destino. Invite a gente de pensamiento e inteligencia a  que les hable y les oriente sobre el difícil arte del Gobierno y la tolerancia”.

Llévelos a la  Capilla Sixtina, dígales que se tumben en el piso y contemplen la creación de Miguel Ángel y mediten sobre lo que significa ser imagen de Dios para quien conduce y determina los destinos de millones de seres”. Laureano Márquez también agradeció la visita papal y le invitó a nuestro país “Si viene a Venezuela le encargo un kilo de harina de maíz, que me dicen que en Roma se consigue sin problema”.

Comentarios

comentarios