article-thumb
   

León: Eliminación del Dipro sería “una buena noticia si en el paralelo se abriera mercado”

El Cooperante | 30 enero, 2018

Caracas, 30 de enero.- El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, se refirió este martes a la eliminación del sistema de divisas protegidas, conocido como el Dipro, con una tasa de 10 bolívares por dólar.

Lea también: ¿Y cómo harán con los guisos? Gobierno derogó la “divisa protegida” a 10 bolívares

León indicó que esto sería “una buena noticia si en paralelo se abriera el mercado, pero no es lo que parece ocurrir”.  “El nuevo tipo de cambio único tendría la responsabilidad de valorar las importaciones públicas, que hoy se realizan en 10 Bs/$. Es inviable que el gobierno traspase todas sus importaciones a precio de mercado, por lo que Dicom tendrá un ancla que lo vuelve a hacer ineficiente”, expuso.





“El término subasta americana para la asignación de divisas suena interesante para flotar el precio y hacerlo menos absurdo que el precio actual, pero la determinación del cambio por la postura menor es un anticipo de lucha contra el precio de mercado que fomentaría el arbitraje”, indicó en su cuenta Twitter.

Asimismo, el economista señaló que  “con una disposición de dólares restringida, la subasta del gobierno sólo asignará una pequeña parte de las necesidades del mercado. Lo relevante será que ahí se fijará el precio al que podrán operar legalmente los privados, una actividad que aparentemente se autoriza hacer en permuta”.

Explicó que pese a que el Gobierno hace un “intento de sinceración del tipo de cambio y apertura”, las posibilidades de éxito se restringen por la ausencia de divisas en poder del Estado y la falta de estímulos para la captación de divisas privadas.





“Los privados no colocarán sus dólares masivamente en ese mercado si el tipo de cambio esta manipulado hacia abajo (y hay demasiados incentivos para que el gobierno lo manipule) y el gobierno no tiene suficientes divisas propias para llenar la demanda”, agregó.

“En adición, parece que la permuta, aunque podría incorporar casas de bolsa y operadores financieros privados, se pretende manejar a través del sistema financiero y bolsa pública. Eso chocará contra una pared. No hay bancos corresponsales y hay sanciones financieras”, recalcó.

En esta línea, desestimó que el Ejecutivo  permita que el cambio oficial sea de mercado, por lo que el mercado negro  “seguirá vivito y coleando. Y se mantendrá un arbitraje que favorece a quienes reciben asignaciones del gob y ahuyentará a quienes podrían traer divisas privadas propias”.

“No obstante, podriamos decir que el nuevo convenio cambiario es un paso hacia la sinceración y, aunque requiere muchos ajustes para poder ser exitoso, está más cerca que l o que teniamos. El problema es que hay cosas, como esta, en las que el  ‘casi’ no es suficiente”, remató.

Comentarios

comentarios