article-thumb
   

Liquidez monetaria real se contrajo 81,1% en lo que va de año

Danny Leguízamo | 10 octubre, 2019

Caracas.- Al cierre del mes de septiembre, la variación acumulada nominal de la liquidez monetaria alcanzó 626,4%, pasando de 961,6 millardos de bolívares hasta 15,3 billones de bolívares. Sin embargo, en lo que va de año, el comportamiento del agregado monetario es negativo, pues su contracción se ubicó en 81,1%, al tiempo que la inflación retrocedió al cierre de septiembre tras agotarse los bolívares inyectados por Pdvsa en agosto.

Le puede interesar: Las últimas acciones del BCV dejan como un par de mentirosos a Chávez y a Maduro

Según cifras del Banco Central de Venezuela, la liquidez monetaria (M2) alcanzó al cierre del 27 de septiembre la cifra de 15,3 billones de bolívares, una variación nominal acumulada de 626,4%.





Pero la hiperinflación, que según la Comisión Permanente de Finanzas acumula 3.326%  a septiembre, ha provocado una contracción real de la liquidez monetaria de 81,1%  en lo que va de año. De hecho la inflación mensual, que cerró en agosto en 65%, retrocedió en septiembre a 23,5% tras el agotamiento de los bolívares inyectados por Pdvsa al sistema para el pago a sus contratistas y proveedores.

La inyección de bolívares provocó el aumento de la demanda de divisas para la obtención de materia prima, impulsando una drástica corrección en el tipo de cambio, que alcanzó incluso en transacciones corporativas la tasa de 27.000 bolívares.

No obstante, el agotamiento de los bolívares provocó un retroceso de hasta 20% en la tasa, siendo este factor uno de los responsables de la desaceleración del ritmo hiperinflacionario.





El Gobierno ha frenado el multiplicador del dinero bancario, al incrementar el encaje legal ordinario (57%) y el encaje legal sobre reservas marginales (100%), anulando de facto la intermediación financiera. La medida terminó asfixiando a los banqueros, pues la idea del Ejecutivo frenaba de tajo la concesión de créditos a particulares y empresarios. En otros términos: anulaba la razón de ser de la banca.

Lo anterior provocó que la tasa overnight saltara progresivamente desde los 13,16 puntos en promedio al cierre de enero, hasta un máximo histórico de 127,55% al cierre de agosto, aunque en septiembre se desaceleró ligeramente al ubicarse en 127%.

Venezuela atraviesa una profunda crisis de depresión con hiperinflación, cuyas bases fueron sentadas a partir del desorden fiscal y monetario ocurrido tras las asunción de Hugo Chávez al poder, la supresión de la autonomía del BCV y la creación del Fondo Nacional de Desarrollo (Fonden), que administró al menos 140 mil millones de dólares de excedentes de la renta petrolera.

Comentarios

comentarios