article-thumb
   

Llevan a juicio a una niña de 10 años que asesinó a un bebé porque no dejaba de llorar

El Cooperante | 8 noviembre, 2018

Caracas.- Enfundada en un vestido floreado, zapatos rosados y restringida por un grueso cinturón de cuero puesto alrededor de su cadera, una niña de 10 años apareció ante la corte del condado de Chippewa, Wisconsin, acusada de haber pisado repetidamente la cabeza de un bebé de seis meses, causándole la muerte.

Lea también: Segundo ataque en diez días: Tiroteo en bar de California causó la muerte de 12 personas

La menor lloró profusamente a lo largo de toda la audiencia. La niña fue acusada de homicidio intencional de primer grado, según compartió el fiscal del distrito del condado de Chippewa, Wade Newell. Se espera que el caso sea pasado de una corte de adultos a una juvenil en el corto plazo.

La identidad de la acusada no ha sido compartida debido a su corta edad, pero la ley estatal exige que el asunto sea tratado inicialmente en una corte para adultos, al menos de forma inicial. “Debe ser tratada como un adulto”, explicó Newell.

El incidente ocurrió el pasado 30 de octubre en una guardería del pueblo de Tilden, ubicado al noroeste de Chippewa Falls. El establecimiento también funciona como un hogar de niños, donde residía la acusada. El infante fallecido no tenía una conexión familiar con la niña y se encontraba allí para ser cuidado durante el día.


Newell compartió que la niña le pisotéo la cabeza “lo que le generó heridas que llevaron a su muerte”. El juez James Isaacson fijó una fianza en efectivo de 50 mil dólares, algo que catalogó como “una resolución apropiada”. Mientras tanto, la niña permanecerá en un centro de detención.

El hecho fue reportado a las 4:34 de la tarde, cuando un equipo de emergencias acudió a la escena. “El bebé presentaba traumas sostenidos en su cabeza y fue declarado muerto el primero de noviembre”, indicó Newell. Uno de los doctores involucrados manifestó sus sospechas de que las heridas no habían sido causadas de forma accidental.

Los investigadores interrogaron a cuatro personas que se encontraban en ese momento en el hogar. La niña terminó confesando su involucramiento en la situación. Esta dijo en corte haber entrado en pánico luego de dejar caer al infante y al ver que este no paraba de llorar, intentó detenerlo pisando repetidamente su cabeza.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Santacruzenelmundo.

Comentarios

comentarios