article-thumb
   

“Lo castró”: Médico de Michael Jackson arremete contra padre del Rey del Pop

El Cooperante | 10 julio, 2018

Caracas.- Joe Jackson no se llevó las polémicas a la tumba. Tras su fallecimiento, ocurrido el pasado 27 de junio, parece que dejó muchos secretos que apenas se develan, como la supuesta castración a la que sometió a su hijo Michael Jackson para mantener su prodigiosa voz.

Lea también: Es oficial: Actor Johnny Depp es demandado por agresión física y verbal

La relación entre el “Rey del Pop” y su padre no fue sana. Mucho se ha hablado de los maltratos físicos y emocionales a los que el intérprete de “Billie Jane” era sometido siendo apenas un niño, y ahora hay unas nuevas declaraciones que abren este debate nuevamente: Conrad Murray, médico personal del fallecido cantante, asegura que Joe castró químicamente a su hijo para que no perdiera su voz aguda.





El galeno, condenado a cuatro años de prisión por homicidio involuntario a Michael, aseguró que el patriarca de los Jackson 5 fue “cruel” con todos sus hijos, especialmente con el recordado artista que murió en medio de su gira “This is it”.

De acuerdo con The Sun, el profesional de la salud aseguró que Joe “era uno de los peores padres de toda la historia. Michael Jackson solo conocía malos tratos por parte de su padre”, retomando una teoría que dejó plasmada en su biografía “This is it! The secret lives of Dr Conrad Murray and Michael Jackson”, publicado en 2016.


Ya en 2001, un grupo de médicos y científicos de Francia habían especulado sobre el secreto detrás de la voz aguda del polémico bailarín y asomaban la posibilidad de la castración.

Ese mismo año, el doctor Alain Brancherau y otros colegas publicaron un libro titulado “Michael Jackson, el secreto de una voz”, en el que aseguraban que Michael podría haber sufrido una castración química entre los 12 y los 20 años como consecuencia de un tratamiento anti-acné.

¿En qué consiste este procedimiento?

La castración química es un proceso en el que se usan medicamentos para reducir la líbido y, en consecuencia, la actividad sexual.

En el procedimiento no hay un cambio físico permanente en el cuerpo, ya que el órgano sexual no es eliminado. Su objetivo es reducir los niveles de testosteronas, en el caso de los hombres, al disminuir los niveles de andrógenos en la sangre.

Ahora se habla de la reversibilidad del tratamiento con la interrupción de los medicamentos, pero se desconoce si ocurría lo mismo en la juventud de Michael.

 

Comentarios

comentarios