En Amazonas simulan muertes por coronavirus para ocultar negligencia médica | El Cooperante
Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

La Lupa

En Amazonas simulan muertes por coronavirus para ocultar negligencia médica

Familiares denuncian que el hombre no tenía COVID-19 sino una complicación respiratoria y exigen que se haga justicia

Cortesía

Caracas / Foto Portada: Cortesía.- Enrique Castro pertenecía a la etnia indígena Muiscas y falleció el 5 de agosto en el Hospital José Gregorio Hernández de Puerto Ayacucho, estado Amazonas. Autoridades sanitarias informaron a los familiares que tenía COVID-19 y que falleció a una hora de haber ingresado en el área de emergencia. Su hijo, José Castro; el diputado a la Asamblea Nacional por esa entidad, Julio Ygarza, y el coordinador nacional de Pueblos Indígenas de Foro Penal, Olnar Ortiz, denuncian que no se trata de un fallecido por COVID-19 como asegura el gobernador oficialista Miguel Rodríguez, sino de un caso de negligencia médica.

Lea también: Julio Ygarza: El CNE borró de un plumazo 24 organizaciones indígenas

Enrique Castro tenía 67 años de edad y la mañana del miércoles 5 de agosto fue llevado al centro hospitalario José Gregorio Hernández porque presentaba complicaciones por elevada presión arterial causada por un edema pulmonar. El personal del centro de salud que estaba de guardia esa mañana le suministró medicamentos para drenar el líquido retenido a través de la orina y le colocaron una bomba de oxígeno, contó su hijo José Franklin Castro Castellano a El Cooperante.

De inmediato, les informaron que debían hacerle unos exámenes urgentes: radiografía de tórax, perfil 20 y eco abdominal. Pero una hora después, les dijeron que su familiar había muerto tras haber sufrido un paro respiratorio causado por la COVID-19.

José Franklin Castro Castellano, uno de los siete hijos del recién fallecido, buscó de forma desesperada una explicación a lo sucedido, ya que asegura que su padre estaba sano, no estaba contagiado y que se trató de un caso de negligencia médica. Además, cuenta con un testigo que avala su hipótesis.

«Nosotros lo entregamos y al rato lo ingresaron a la sala de cuidados intensivos donde tienen a pacientes con coronavirus, un sargento de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) de apellido Bracamonte nos dijo que él vio cuando le quitaron el oxígeno a mi papá, a sabiendas de que había ingresado por emergencia. Lo dejaron allí a su suerte y al rato, le dio el paro respiratorio y nadie lo atendió», aseveró.

Según su versión, la doctora Diana Overti les informó que le habían realizado una reanimación cardiopulmonar por 40 minutos, pero el hombre no respondió.

«Eso es mentira, yo pedí explicaciones sobre esa doctora y nunca ha dado la cara, la que dio la cara fue la subdirectora del hospital. Cuando nos dijeron que murió por COVID-19, todos mis familiares nos hicimos la prueba rápida y salimos negativo. ¿Cómo estaba contagiado mi padre y nosotros no, cuando convivimos a diario? No han realizado el protocolo de aislamiento en nuestro hogar ni en la casa de mi papá, todo es mentira. Él no murió por coronavirus», reprochó.

El indígena Enrique Castro de 67 años de edad, falleció en Amazonas el miércoles 5 de agosto, sus familiares alegan que la muerte fue causada por negligencia médica y no por COVID-19 como aseguran las autoridades regionales. Foto: Cortesía.

Indignación y sepultura digna

Castro Castellano indicó que este martes, él y sus familiares llevaron la denuncia formal del caso a la Defensoría del Pueblo, pero esperan las pruebas PCR que serán enviadas desde Caracas, en un lapso mínimo de 15 días, tiempo que podría extenderse hasta por 21 días debido al retraso que existe en la entrega de los resultados de estas pruebas y las denuncias realizadas por diversos epidemiológicos y especialistas del país.

Entre tanto, su familia solo exige y espera que se haga justicia ante este hecho, el cual insisten que no sea catalogado como político, como sugirió el gobernador Miguel Rodríguez.

«Por ahora estamos esperando que sea procesada la denuncia, fuimos a la Defensoría y a la Fiscalía Superior de Amazonas y debemos esperar a qué fiscalía le corresponde el caso. Pedimos justicia porque cinco personas han fallecido en las últimas semanas y todas han sido enterradas con el protocolo que se le da a un paciente contagiado, nosotros no pudimos darle la debida sepultura y ninguna familia ha podido, cuando se trata de casos falsos», sentenció.

Alegó que el gobernador de Amazonas se pronunció respecto a la denuncia a través de terceras personas y expresó que la familia Castro está usando la muerte del indígena para iniciar una campaña difamatoria en su contra.

«Yo di una entrevista en la emisora 103.1 de Amazonas, en un programa de denuncias conducido por el abogado Barrio Sotillo y luego me enteré de que el gobernador llamó para decir que estaba haciendo de la muerte de mi papá un hecho político y que me enfrentaría al peso del gobierno. Yo no tengo nada en contra de su persona, nunca nombré nada que tenga que ver con política, estoy reclamando un derecho porque es mi padre el que falleció estando sano y por el derecho a la salud que tiene todo amazonenses», fustigó.

Denuncia realizada por los familiares ante la Fiscalía Superior de Amazonas. Foto: Cortesía

Protocolo y mentiras

Castro agregó que no pudo ver más a su padre y precisó cómo fue enterrado por las autoridades sanitarias, sin que él u otro de sus familiares hubieran podido despedirse.

«Cuando fallecen no los dejan ver más por nadie, lo meten en una bolsa, luego en un camión y solo lo acompaña el médico que lo diagnosticó con COVID-19 y un funcionario de Protección Civil (PC). Trasladan al cadáver hasta el cementerio y allí lo colocan en una fosa y lo entierran con una capa de arena y una de cal, de forma sucesiva, hasta completar la sepultura de unos 3 metros. Nadie lo ve, nadie se despide».

Destacó que en medio de la pandemia, las autoridades de salud y autoridades regionales han cometido muchas irregularidades que han originado miedo en los habitantes de Amazonas.

«Parece que fuera un negocio el tener 15 o 20 casos de coronavirus, que mientras más casos hay más temor le da al amazonense para que no salga de su casa. Esto que le pasó a mi papá causa indignación, no pudimos velarlo, no pudimos darle el ritual debido, nosotros no somos desechos, somos seres humanos. Los doctores deben cumplir con el protocolo de salud, hacerles las pruebas necesarias a los pacientes que llegan al hospital, no es posible que todo el que llega está infectado.

¿Miente Maduro o el gobernador?

Al ser consultado sobre el caso, el diputado a la Asamblea Nacional (AN) por el estado Amazonas, Julio Ygarza condenó lo ocurrido y enfatizó que existe un problema grave en Puerto Ayacucho causado por la falta de médicos especialistas y que hay muchas irregularidades en los supuestos casos de COVID-19.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

«En Amazonas, el gobernador ha declarado 3 muertes por COVID-19. Este martes, dijeron que la señora Daysi De Palma murió por COVID-19, el señor Mario Garrido y el señor Enrique Castro. Pero, resulta que en la estadística nacional presentada por Maduro, el estado Amazonas no tiene muertes por coronavirus y todos han sido enterrados con el protocolo dictado por organismos internacionales frente a la pandemia«, dijo en conversación telefónica con El Cooperante.

Ygarza refirió a otro caso, la muerte de una joven de 21 años que también ingresó de emergencia al Hospital José Gregorio Hernández y falleció por presunta negligencia médica el mismo día en que murió Enrique Castro.

Señaló que la joven fue referida por un cardiólogo el mismo día que ingresó el señor Castro, el 5 de agosto, para que le suministraran digoxina y oxígeno y sus familiares denuncian que no cumplieron las indicaciones médicas y la paciente falleció al día siguiente.

«Solo le tomaron la vía, le colocaron una ampolla y no la segunda como indicó el doctor que la refirió. Estaban de guardia la doctora Karina Contreras y Diana Overti. Cuando su madre le preguntó a la doctora Contreras por qué no cumplía las indicaciones, esta contestó que el doctor Naveda era un exagerado y que la joven no tenía ni siquiera porque estar en emergencia. Después de eso le dio un paro cardíaco en la sala de hospitalización y ningún médico o enfermera la atendió», detalló.

La joven murió el jueves 6 de agosto a la 1:30 a.m. y dejó un bebé de un mes de nacido, agregó el parlamentario.

Hay un manejo irresponsable de la pandemia y están pagando inocentes

El coordinador nacional de Pueblos Indígenas de Foro Penal, Olnar Ortiz, lamentó que debido a que el gobierno no ha sido serio al dar las cifras de contagios y que el sistema de salud de Amazonas está muy deteriorado, son las familias las que están expuestas y vulnerables ante la pandemia.

«En Amazonas no hay combustible y cuando un paciente que vive en un sector alejado de Puerto Ayacucho y está grave, hay que trasladarlo vía aérea y eso solo lo hacen efectivos de la Fuerza Armada, cuando hay disposición. Por esto, el sistema sanitario está muy comprometido, además, conocer sobre los casos o brotes en esas comunidades es complicado porque tampoco hay comunicación», explicó.

Subrayó que en medio de la pandemia que ha causado más de 741 000 muertes en el mundo, los habitantes de Amazonas sigan viviendo las consecuencias de la grave crisis que pone en riesgo su salud y deja a los pueblos indígenas mucho más expuestos ante este letal virus.

«Es razón de la falta de servicios públicos, la inexistencia de comunicación, la crisis del combustible, la grave situación de asistencia integral sanitaria y por supuesto que el hospital centinela de la capital está en malas condiciones. Todo esto hace imposible la atención inmediata de los pacientes, se le suma el poco personal especializado y las familias han denunciado que las autoridades califican la muerte  por COVID-19, sin saber realmente el cuadro patológico y justifican su acción con la pandemia», criticó.

Asimismo, coincidió con el diputado Ygarza en que hay discrepancias entre el reporte de la Administración de Maduro y lo que dice el gobernador de Amazonas.

17 NUEVOS CASOS DE CORONAVIRUS EN ATURESContinúa en ascenso el número de casos de Covid19 en Puerto Ayacucho. Hoy…Posted by Miguel Rodríguez on Tuesday, August 11, 2020

«En mi opinión personal, el gobierno no ha sido serio en la información y esto hace que se genere información contradictoria. Las cifras del gobierno nacional no coinciden con las del gobernador, aun cuando el gobernador es oficialista. Resulta sospechoso, que en una semana dos personas fallecieron por causas que le asumen al COVID-19, pero no han sido entregadas las pruebas PCR. Parece que quieren sembrar el caos y el miedo en la población. Lo más triste, es que las familias no puedan dar los actos fúnebres con dignidad a los fallecidos», concluyó.

Artículos relacionados

Nacionales

Los comicios legislativos de diciembre no serán reconocidos por gran parte de la comunidad internacional ni por la actual Asamblea Nacional, que ha denunciado...

Internacionales

Nicolelis dijo que su equipo hizo el descubrimiento sobre el dengue por accidente

Destacados

El parlamentario subrayó la relevancia que tiene para el país el informe de la Misión de Verificación de Hechos de la ONU

Nacionales

La miseria que ganan los trabajadores de la salud, el más afectado por la pandemia, es producto de la destrucción de la contratación colectiva...