article-thumb
   

Lo que debe saber del TIAR, el pacto al que la AN quiere reincorporar a Venezuela

El Cooperante | 7 mayo, 2019

Caracas.- La Asamblea Nacional aprobó este martes en primera discusión, la reinclusión de Venezuela en el Tratado Internacional de Asistencia Recíproca (TIAR), del cual, el país se retiró en julio de 2012.

Lea también: AN remitió a la Comisión de Política Exterior solicitud de reincorporación de Venezuela al TIAR

Dicha decisión fue tomada en conjunto con Nicaragua, Bolivia y Ecuador, miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), países que consideraron que este tratado debía ser “enterrado” y “tirado a la basura”.

El TIAR es uno de los mecanismos de seguridad colectiva de la Organización de Estados Americanos (OEA), instancia de la que los representantes de Nicolás Maduro se retiraron a finales de abril.

Actualmente, 17 países son miembros parte de este tratado, entre ellos, Estados Unidos, Argentina, Chile y Brasil, los cuales, reconocen al presidente interino, Juan Guaidó, como el mandatario legítimo de Venezuela.

Puntos claves

De acuerdo con el artículo 1 del TIAR, “las Altas Partes Contratantes condenan formalmente la guerra y se obligan, en sus relaciones internacionales, a no recurrir a la amenaza ni al uso de la fuerza en cualquier forma incompatible con las disposiciones de las Cartas de la Organización de los Estados Americanos y de las Naciones Unidas o del presente Tratado”. 

Le puede interesar: Arreaza pidió a Rusia hablar con Pompeo para disuadirlo de su postura de opción militar

Sin embargo, este pacto advierte que “podrán aplicarse las medidas de legítima defensa de que trata este artículo, en tanto el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no haya tomado las medidas necesarias para mantener la paz y la seguridad internacionales”. 

Asimismo, los miembros del TIAR podrán acordar “el retiro de los jefes de misión, la ruptura de las relaciones diplomáticas, la ruptura de las relaciones consulares, la interrupción parcial o total de las relaciones económicas, o de las comunicaciones ferroviarias, marítimas, aéreas, postales, telegráficas, telefónicas, radiotelefónicas, radiotelegráficas, u otros medios de comunicación y el empleo de la fuerza armada”. 

El protocolo del tratado, firmado por la mayoría de los países de la región, enfatiza que su misión es resolver de forma pacífica cualquier controversia que surja en los países miembros “por medio de los procedimientos y mecanismos previstos en el Sistema Interamericano, antes de someterlas al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

No obstante, en caso de que un Estado agreda a otro, viole la inviolabilidad o la integridad del territorio o la soberanía o la independencia política de cualquier país americano, el Órgano de Consulta del TIAR actuará para defender la paz del continente.

Los países miembros del tratado aplicarán la defensa mutua para mantener la paz de la región en los siguientes casos: bombardeos de fuerzas armadas; bloqueo de puertos o costas por fuerzas armadas de otro Estado; ataques terrestres, navales o aéreas; y el envío de grupos criminales o mercenarios de un Estado a otro; solo por mencionar algunos.

Asimismo, los miembros del TIAR considerarán una agresión  “la invasión por la fuerza armada de un Estado, del territorio de otro Estado, mediante el traspaso de las fronteras” o “toda ocupación militar, aun temporal, que resulte de dicha invasión o ataque, o toda anexión, mediante el uso de la fuerza, del territorio de otro Estado”.

En las últimas semanas, Estados Unidos ha exhortado con insistencia a Rusia, a Irán y a Cuba, a abandonar Venezuela.

“Queremos que el pueblo venezolano no sufra la injerencia de ningún país, ya sea China o Rusia. Ahora tenemos iraníes sobre el terreno en Venezuela (…) Estados Unidos quiere a todos los países fuera y permitir que el pueblo venezolano restaure su propia democracia”, reiteró el canciller estadounidense, Mike Pompeo, este domingo.

Este tratado ha sido invocado alrededor de 20 veces desde su firma, en 1947, siendo la más reciente en 2001, tras el atentado a las torres gemelas en Nueva York, Estados Unidos. A la fecha, además de los países del ALBA, México y Cuba son los únicos de la región que no son miembros del TIAR.

Para leer el tratado completo, ingrese aquí.

Comentarios

comentarios