Connect with us

La Lupa

Lo que dijo la actriz porno en el juicio para hundir a Donald Trump

Stormy Daniels tomó hoy la palabra en el proceso contra Donald Trump y contó hasta la posición sexual que ambos utilizaron durante su primer "encuentro cercano". En el estrado, la actriz porno aseguró que Trump le dijo que le recordaba a su hija y que él y su esposa Melania dormían en cuartos separados. El año pasado llegó a describir los genitales de Trump en el conocido talk show de Jimmy Kimmel, como "parecido a un hongo chiquito"

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas/Foto: Cortesía. "Hicimos la posición de El Misionero", declaró ante el jurado la actriz porno Stormy Daniels para describir la primera relación sexual que mantuvo con el presidente Donald Trump en 2006, lo que generó una enérgica protesta del abogado defensor que fue admitida por el juez Juan Merchan. La mujer se empeñó en dar los más mínimos detalles para hacer su testimonio más creíble.

Lea también: Política postelectoral: descontaminar el entorno de los radicalismos de ambos lados

Ante una audiencia que esperaba una jugosa declaración por parte de la actriz, Daniels narró que aceptó la invitación de Trump a su habitación de hotel porque la vio como una oportunidad de negocios, ya que ella aspiraba a entrar en el programa The Apprentice, que entonces moderaba Trump. Pero que se sorprendió cuando le abrió la puerta de la habitación con una pijama de seda.

Durante toda su declaración, Trump permaneció mirando al piso con el ceño fruncido, cuentan los periodistas de los centenares de medios que cubren el juicio. "El  sexo con Donald Trump me hizo sentir mareada y tenía la habitación dando vueltas mientras me preguntaba cómo terminé semidesnuda en una habitación de hotel de Lake Tahoe con la entonces estrella de televisión", dijo.

Recordó que su publicista le aconsejó  “¿Qué puede salir mal?”, cuando le contó que el guardaespaldas de Trump le había pedido que se reuniera con su jefe. "Pensé que podría ser una buena oportunidad, ya que  quería expandir mi negocio de películas para adultos", justificó.

Dijo que se conocieron en su habitación del hotel Lake Tahoe, que era “tres veces más grande” que el apartamento donde ella  vivía. Que charlaron sobre el negocio de la industria porno y tuvieron una conversación “muy breve” sobre Melania, para entonces encinta de Trump. "Dormimos en cuartos separados", le confesó él.

Advertisement

Luego ella fue al baño y  al salir, encontró a Trump sentado en la cama en bóxers y camiseta. “Al principio, fue simplemente sorprendente, como un susto”, dijo. “No esperaba que estuviera allí, especialmente sin tanta ropa... “Sentí que la habitación giraba en cámara lenta”, dijo, preguntándose cómo interpretó mal la situación para terminar en esta posición. “Sentí que la sangre abandonaba mi cabeza… casi como cuando te levantas demasiado rápido”. Y cuando intentó hacer una broma e irse, Trump le bloqueó la salida. Y si bien dijo no haberse sentido amenazada, "había un desequilibrio de poder... “Lo siguiente que supe fue que estaba en la cama, de alguna manera en el lado opuesto”, dijo. “Me quité la ropa y los zapatos. Sin embargo, mi sostén todavía estaba puesto. Estábamos en posición misionera.”

Todo esto a pesar de que el equipo legal del expresidente comenzó el proceso pidiendo al juez  Merchán que le impidiera divulgar detalles "lascivos" de su supuesta cita hace más de una década. Pero la fiscal Susan Hoffinger dijo que era vital para la fiscalía establecer la credibilidad de Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, prometiendo únicamente que  "No involucrará ningún detalle de los genitales", seguramente recordando la aparición de Stormy Daniels en el famoso show de Jimmy Kimmel, donde reveló que el pene del presidente  "parecía un hongo muy chiquito".

Según la declaración, Trump continuó llamándola después, varias veces a la semana. “Él siempre me llamó cariño”, dijo.

Este primer juicio penal contra  Trump  es uno más de los 34 delitos graves que enfrenta el candidato republicano.  En esta ocasión, se le acusa  de falsificación de registros comerciales donde  los fiscales alegan que Trump encubrió el dinero pagado por su exabogado Michael Cohen  a la actriz porno Stormy Daniels - 130.000 dólares - para que, en plena campaña electoral de 2016, la mujer guardara silencio sobre su presunto encuentro sexual con Trump, ocurrido en 2006.



Advertisement

Tendencias