article-thumb
   

¡Lo que faltaba! Nicaragua paralizó exportaciones a Venezuela por temor a sanciones de EEUU

El Cooperante | 27 enero, 2018

Caracas, 27 de enero.- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, no quiere confundir los negocios con la amistad respecto a la relación que tiene con su aliado político Nicolás Maduro.

Lea también: EEUU estudia sancionar a Nicaragua por participar en actos de corrupción con Venezuela

Según un trabajo publicado por el diario El Nuevo Herald, Nicaragua ha dejado de ser un supermercado para Venezuela y sus exportaciones se han paralizado por completo. No más carne, ni café, ni frijoles, ni maíz, ni lácteos, ni tabaco, ni ron. Mario Arana, gerente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, explicó que las transacciones comerciales de exportación se afectaron por las sanciones de Estados Unidos a empresas que hacen negocios con la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), socia mayoritaria de Albanisa, la agencia responsable del intercambio comercial entre ambas naciones.





“Hasta octubre pasado hubo transacciones pero fue a final de ese mes que cambió esto. En este momento las exportaciones están paralizadas, no hay intención de venta a Venezuela este año”, dijo Arana, añadiendo que quieren evitar cualquier afectación de contaminación de sanciones a empresas o bancos nicaragüenses.

Venezuela se había posicionado como uno de los principales mercados para los exportadores nicaragüenses, aunque ya en el 2017 las exportaciones sumaron $116.85 millones, en comparación con los $437.69 millones del 2012, según cifras citadas por el diario La Prensa. No obstante, Nicaragua tiene fuertes lazos económicos con Estados Unidos y, en ese sentido, su gobierno debe proteger la economía local, dijeron los analistas.


La paralización de las exportaciones es un nuevo revés a la actividad económica en Venezuela que no para de sufrir. La desconfianza hacia el país es categórica, según el Fondo Monetario Internacional. En su última proyección, el organismo multilateral prevé una caída del 15 por ciento del Producto Interno Bruto y una hiperinflación del 13,000 por ciento.

 

Comentarios

comentarios