article-thumb
   

Lo que Maduro ocultó al país sobre el aumento del salario y la reconversión monetaria

Danny Leguízamo | 18 agosto, 2018

Caracas.- El aumento de la gasolina, la unificación cambiaria, la reconversión, el IVA y el anclaje al Petro son medidas para la supervivencia del poder, pero no dirigidas realmente a atacar el fondo del problema. Y si bien Maduro evitó referirse a ello -en el chavismo y el madurismo jamás enfrentan los errores sino que huyen de ellos-, los anuncios revelan con exactitud la profundidad de la miseria actual y proyectan la miseria futura. Esto fue lo que no dijo Maduro:

 También puede leer: “Es medio Petro”: Maduro sube a 180 millones de bolívares el sueldo mínimo

-En cuanto a la unificación cambiaria hacia los 6 millones de bolívares, no dijo Maduro que con esta medida reconocen las cotizaciones del dólar paralelo, y que siempre estuvieron equivocados en el sostenimiento de tasas artificiales por más de quince años. Tampoco dijo que las tres subastas del Dicom prometidas no serán suficientes, por cuanto el problema estriba en la oferta de divisas y no en el mecanismo para su asignación. Y tampoco dijo que en el corto, mediano y largo plazo, lo que se aproxima es un salto sideral del dólar paralelo, y por tanto habrá más hiperinflación, más pobreza, más tragedia y más hambruna.

-Sobre el aumento del salario a 180 millones de bolívares (o 1.800 bolívares soberanos), no dijo Maduro que uno de los problemas medulares de la economía venezolana se originan en la oferta y no en la demanda; es decir, el aparato productivo fue aniquilado y en consecuencia, todo incremento del salario que no tenga contrapartida en un ajuste en la oferta de bienes y servicios, terminará provocando más inflación. Maduro no le dijo al país, en suma, que los presuntos 30 dólares (medio petro) de salario mínimo, en términos reales, se convertirán en la nada en los próximos meses, y que muchas empresas no podrán sostener el incremento, induciendo un aumento en los índices de desempleo.

-De la promesa del déficit fiscal cero: los únicos responsables de la monetización del déficit del Gobierno despachan en las oficinas del Banco Central de Venezuela, otrora ente emisor autónomo. Maduro no le dijo al país que la agresiva política de expansión de la liquidez monetaria fue orden de Hugo Chávez y también suya.


-Sobre la gasolina: No dijo el presidente que por mucho menos de esto, crucificaron a Carlos Andrés Pérez en su segundo mandato. Vaya ironía. 

-De la reconversión monetaria: Maduro omitió decir que con el ajuste del salario, también mató la reconversión. Y no dijo que la inflación de los próximos seis meses terminará por anular la dichosa reconversión, por lo que habrá que aplicar una tercera, tal como lo anticipó el diputado José Guerra.

-Y lo más importante que no dijo Maduro: que el apocalipsis inflacionario que se aproxima, es la consecuencia y no la causa de problema. La causa del problema es él, quien insiste en aferrarse al poder hasta las últimas consecuencias.

Comentarios

comentarios