article-thumb
   

Santos en Cúcuta: “Lo que pasó en la frontera no es invento de los medios ni de nadie”

Admin

Jose Á. Palacios.-  “La parte humanitaria para nosotros es la prioridad número uno”, sostuvo el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, durante su tercera visita al albergue del Coliseo de la Universidad Francisco de Paula Santander en Cúcuta, donde son atendidos decenas de colombianos deportados por orden del presidente Nicolás Maduro, después de que ordenara el cierre de la frontera entre ambos países.

“Aquí lo que hemos montado es un sistema que acoja a todo el mundo. Lo primero que hay que hacer es que tengan un sitio digno donde quedarse mientras les damos un subsidio de arrendamiento. Si se quieren quedar aquí o se quieren ir a sus ciudades de origen, allá engancharlas con la Red Unidos, engancharlas con el Sena y rehacer su vida  en los sitios donde ellos quieran”, dijo el Mandatario, durante un consejo de ministros en la zona fronteriza.

De igual forma, comentó que lo ocurrido en la zona limítrofe “no es un invento de los medios, ni de nadie, es una realidad que el mundo debe conocer y nosotros estamos manejando de la mejor forma posible”. Insistió en “que el sistema es el que está ya funcionando. Ya están comenzando a salir las  familias y estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para ayudarlos, porque de eso se trata”, reiteró el Jefe de Estado.

Con Santos se encuentran miembros del Cuerpo Diplomático acreditado en Colombia y representantes de algunos organismos internacionales: “Se evidenciarán las violaciones a los Derechos Humanos contra los colombianos deportados y expulsados de Venezuela, así como la ayuda humanitaria y los proyectos sociales que el Gobierno nacional les está brindando a los compatriotas afectados por el cierre de la frontera”, sostuvo este martes la delegación durante una transmisión en el canal del Estado colombiano.

Los deportados

Carlos Iván Márquez Pérez, director General de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, informó que hasta la fecha hay 877 personas deportadas y 220 niños repatriados para un total de 1.097, mientras en los albergues hay 3.227 personas, de acuerdo al reporte de inmigración”.

Comentarios

comentarios