article-thumb
   

“Es autoritario”: Afán de aferrarse al poder mantiene al chavismo cinco años después

El Cooperante | 5 marzo, 2018

Caracas, 5 de marzo.- Con denuncias sobre violación de derechos humanos, corrupción y otros ilícitos, además de una crisis socioeconómica inédita, a cinco años de la muerte de Hugo Chávez, el afán por aferrarse al poder mantiene al chavismo en pie. En este aspecto coinciden analistas consultados, quienes destacan que el ideal totalitario alimenta a los dirigentes que siguen su modelo.

Lea también: Rumores, mujeres bellas y poder: Los misterios de la vida amorosa de Chávez 

“El chavismo está en el poder y ha logrado autocratizarse y reducir a la oposición exitosamente sin grandes riesgo de inestabilidad. El chavismo fue siempre un movimiento político autoritario con liderazgo popular o carismático, dinero abundante y una gran capacidad represiva por el férreo control sobre los aparatos represores. Perdió los dos primeros, pero no el tercero de sus pilares de apoyo, por lo que ciertamente ha logrado sobrevivir y no se ha desdibujado. Es así como es, pero sin dinero y sin Chávez”, señaló el politólogo Ángel Álvarez a Noticiero Digital.





Aunque afirma que actualmente hay varios grupos a lo interno del chavismo, Álvarez sostiene que su dirigencia aplica mecanismos para mantenerse juntos y castigar a quienes opten por irse. “Siempre han habido muchas facciones pero desde la creación del PSUV nunca se ha producido una ruptura importante que ponga en riesgo la estabilidad del régimen”, argumentó.

Fernando Spirittor, director del Postgrado de Faces de la UCAB, no cree que haya diferencias entre el chavismo y el madurismo: “Para mí es lo mismo, el chavismo disidente es parte del proyecto de las purgas internas que se han hecho a lo largo del tiempo, pero siguen siendo chavistas. El problema es que el chavismo disidente no ha reconocido que el desastre que vive el país con Maduro es producto de Chávez”.


Spirittor puntualiza que, al final, el chavismo que enarboló el difunto y el proyecto que lleva su heredero es el mismo. “Si el objetivo de Chávez fue acumular poder, centralizar, el de Maduro es mantenerse a cualquier costo, se resisten a ser oposición. De allí que el juego de la democracia liberal no está en ellos. Permanecer en el poder pasa por la violación de derechos fundamentales. El asunto es hasta cuándo”, planteó.

Comentarios

comentarios