article-thumb
   

Los aeropuertos de Venezuela son de alto riesgo para contaminación del coronavirus

El Cooperante | 13 marzo, 2020

Caracas.- De acuerdo a un riguroso estudio llevado a cabo por el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas del prestigioso  Johns Hopkins Hospital, Venezuela aparece entre los países cuyos aeropuertos son de alto riesgo para la entrada de viajeros provenientes de países que podrían contagiar a la población con el coronavirus.

Y en esta posibilidad no están incluidos las personas que provienen de China, por cierto.El  Mapa de los aeropuertos con mayor riesgo de los viajeros que llegaron a Venezuela no provenientes de China continental, fue desarrollado por  los expertos Lauren Gardner,  de la Universidad Johns Hopkins,  en colaboración con Aleksa Zlojutro y David Rey de la Universidad de  Sydney, y Ensheng Dong en JHU CSSE. Y si bien en el Mapa Interactivo que también desarrollaron  donde se actualiza constantemente la cifra de casos comprobados, Venezuela no está  aún entre los países oficialmente contagiados -debido a que las cifras oficiales de enfermedades  no se han hecho públicas  desde el año 2016-, nuestro país si aparece estrechamente rodeado por países como Colombia, Brasil, Guyana e islas del Caribe, adonde el virus ya ha hecho su aparición.» El modelo utilizado por la investigación, señala el informe,  solo tiene en cuenta el transporte aéreo de pasajeros y excluye la movilidad dentro y entre ciudades a través de otros modos de transporte. Por lo tanto, se subestima el riesgo de propagación entre regiones conectadas a través de modos alternativos de viaje. 

En este análisis no se tienen en cuenta los controles de pasajeros que llegan a los aeropuertos y la prohibición completa de viajar en avión implementada en Wuhan el 23 de enero. Por lo tanto, es probable que sobreestimemos el número de casos exportados desde Wuhan durante los últimos días. Sin embargo, es poco probable que esto afecte la clasificación relativa de los destinos.





No se tienen en cuenta los mecanismos de control locales (profilácticos, vacunas, cierre de escuelas, esfuerzos de cuarentena) dentro de las ciudades.»