article-thumb
   

Los argumentos de Nicolás Maduro para justificar la escasez de gasolina

El Cooperante | 27 mayo, 2019

Caracas.- Nicolás Maduro denunció durante una transmisión televisada la tarde de este lunes, un “sabotaje” contra diez embarcaciones que se dirigían a Venezuela para abastecer gasolina. De esta manera, Maduro intentaba justificar la escasez del combustible que ha provocado un caos en prácticamente todo el país.

Le puede interesar: El bolívar se depreció 9,3% desde la entrada en vigencia de las mesas de cambio

“Cuando no nos roban el dinero nos persiguen los barcos, el barco que traía gasolina la semana pasada, 10 barcos nos sabotearon para que no llegaran a costas venezolanas (…) Los barcos que traían los CLAP complementarios fueron saboteados y no salieron de los puertos de donde iban a salir. La persecución al alimento, la persecución a las medicinas, es la tortura al cuerpo económico del país (…) ¡Por esa vía han pretendido lo que no lograrán!” dijo Maduro, según el Ministerio de Comunicación e Información.

Con ese argumento, Maduro intentaba evadir mayores argumentaciones sobre la crisis que atraviesa el país en materia de abastecimiento de gasolina, que ha provocado, incluso, la venta de este combustible en dólares en algunas ciudades del interior, como Maracaibo, escenario de protestas en las últimas 24 horas.

“La FANB dio muestra de unión, firmeza y combatividad. Derrotamos una intentona, una escaramuza golpista de punta a punta y demostramos que estamos preparados para eso y para más (…) Hemos aguantado la embestida golpista  para llenar de violencia a las ciudades del país a través de la guarimba, que ha sido derrotada”, aseguró Maduro, quien acostumbra a denunciar conspiraciones tanto imaginarias como reales.

El otrora rico país caribeño ha declinado en más de un 50% su extracción de petróleo en los últimos años. Las sanciones del Departamento de Estado en contra del régimen de Caracas han agravado -pero no originado- un problema que data de la era de Rafael Famírez al frente de la estatal, y que terminó con su politización, burocratización, saqueo y falta de mantenimiento a refinarías y pozos, convirtiéndola en lo que es hoy: la nada.

Comentarios

comentarios