article-thumb
   

Los aviones “espías” de Estados Unidos no sobrevuelan países por equivocación

Elizabeth Fuentes | 1 octubre, 2019

Caracas.- Desde los días de Hugo Chávez hubo denuncias de que aviones espías “gringos” estaban sobrevolando el suelo patrio. La semana pasada, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez repitió el guión pero elevó la cifra de visitas a 76 “eventos similares”. Pero lo cierto es que el Departamento de Estado, en lugar de negar que un avión de su país anduvo cerca de Venezuela, argumentó que estaban en aguas internacionales y se defendió atacando duramente al Gobierno de Rusia por apoyar a Nicolás Maduro y venderle los aviones Sukhoi que en esta ocasión persiguieron ilegalmente al suyo. “La situación demuestra el irresponsable apoyo militar de Rusia al régimen ilegítimo de Maduro”, respondieron.

Le puede interesar: La pava sigue: Maduro anuncia transacciones en criptomonedas y todas se desploman

Así, ambas versiones encontradas contaron su media verdad y el escándalo inicial no generó mayores consecuencias. Sin embargo, una mirada al tipo de avión que fue hostigado por los Sukhoi, permite inferir que el asunto tiene su peso.





Los aviones EP-3E se han utilizado para el reconocimiento de varias operaciones militares, incluido el apoyo de las fuerzas de la OTAN en Bosnia y las fuerzas conjuntas en Corea.

Según los especialistas, se trata de un avión de guerra electrónica y de reconocimiento que utiliza equipos de vigilancia de última generación. Posee la capacidad de detectar y explotar señales electrónicas tácticamente significativas y comunicar información de inteligencia de señal a los comandantes de grupo de batalla apropiados.

“El EP-3E ARIES II proporciona capacidad de reconocimiento electrónico táctico casi en tiempo real para las indicaciones y advertencias del grupo de batalla, la selección de objetivos, la supresión de las defensas aéreas enemigas y las salidas de ataque”, asegura el portal Federation of American Scientist (FAS). “Cumple con los requisitos críticos de recolección de inteligencia, vigilancia y reconocimiento… detectan, interpretan e informan señales de comunicación y radar tácticamente significativas. Con receptores sensibles y antenas parabólicas de alta ganancia, el EP-3E puede explotar una amplia gama de emisiones electrónicas desde las profundidades del territorio enemigo.”





Está propulsado por cuatro motores, tiene envergadura de 99 pies, 8 pulgadas, una longitud de 105 pies, 11 pulgadas y una altura de 34 pies, 3 pulgadas. El ARIES II es capaz de soportar más de 12 horas en el aire y posee un alcance de más de 3000 millas náuticas.

De hecho, un avión similar colisionó y destruyó un avión militar chino en 1 de abril de 2001, causando la muerte de un piloto chino en el espacio aéreo cerca de la provincia isleña de Hainan. De acuerdo con las autoridades de Estados Unidos, los aviones estadounidenses “disfrutaban de la libertad de sobrevuelo fuera de las aguas territoriales”, pero los chinos señalaron que el incidente ocurrió en el espacio aéreo sobre la zona económica exclusiva (ZEE) de China. Los estadounidenses aseguraron que estaban llevando a cabo “actividades de reconocimiento para recopilar información sobre el lado chino”. La crisis no llegó a mayores y EE.UU se vio obligado a aterrizar el avión en China, quien después lo devolvió.

Con una tripulación de 24 personas – 7 oficiales y 17 tripulaciones alistadas-, el EP-3E generalmente lleva tres pilotos, un navegador, tres evaluadores tácticos y un ingeniero de vuelo. El resto de la tripulación está compuesta por operadores de equipos, técnicos y mecánicos y puede incluir la tripulación de socorro.

De modo que cabe especular porqué el Gobierno de Estados Unidos ha movilizado sus aviones y tripulación en áreas cercanas a Venezuela y, sobre todo, qué habrán detectado.

Comentarios

comentarios