article-thumb
   

Buhoneros hacen su agosto con el bachaqueo en Petare

El Cooperante

Enderson Narváez. – La Redoma de Petare es un pueblo sin ley. Basta darse un paseíto por esta zona popular del Municipio Sucre para ver que poco ha sido el éxito del presidente Nicolás Maduro en su intención de meter en cintura a los buhoneros para así acabar con la reventa, a precios exorbitantes, de productos de primera necesidad.

A diario cientos de puestos informales exhiben leche, pañales, desodorante, jabón en todas sus presentaciones, afeitadoras entre otros productos básicos; delante de autoridades que se hacen de la vista gorda.

A pesar de lo costoso, hay quienes no tienen más remedio que caer en la especulación. Tal es el caso de Ana María Ortiz quien reconociendo “la vida está muy cara” por el hecho que venden los productos hasta cuatro veces su valor, destaca que esto ahorra la cola.

La vendedora informal, Maribel Jara, justifica su oficio alegando que es la “única manera de ganarse la vida”. Para ella es su forma de hacer frente a la necesidad ante lo difícil que les resulta conseguir un trabajo.

Con una postura más radical, Guillermo Calderón, otro buhonero, agrega que no se trata de un “bachaqueo”, sino una manera de resolverse. “Nosotros ejercemos la economía informal porque estamos apoyados por el Gobierno de Nicolás Maduro”.

Mientras que los traunsentes de la zona se preguntan dónde está la policía, estos distribuidores sostienen que las autoridades cobran “una vacuna” para permitirles que hagan su trabajo sin ningún problema.

 

 

Comentarios

comentarios