article-thumb
   

Los buses Transmiranda se parecen a la bandera transgénero

Elizabeth Fuentes | 5 agosto, 2019

Caracas.- Azules, rosados y blancos: tres colores inusuales, por decir lo menos, son los que lucen los recién inaugurados buses Transmiranda, que con tanta algarabía anunció Nicolas Maduro como si se tratara de repetir la Misión Apolo11. Los mismos tres colores y en el mismo orden, que exhibe orgullosa la comunidad Transgénero en todas sus manifestaciones.

Le puede interesar: Raquel Bernal, la socialité venezolana que tuvo “amoríos” con Chávez y el Tuerto Andrade

Esta vez el tono que escogieron para identificar los buses no fue el rojo rojito, asunto que se agradece y evidencia un giro brutal en cuanto a la propaganda oficial -porque seguramente saben el rechazo que eso generaría-, sino que seleccionaron los colores de la bandera Transgénero, aquella que utilizan las personas cuya identidad de género es diferente al sexo con el cual nacieron. Personas que han debido librar una dura batalla no solo consigo mismo o sus familias, sino por el reconocimiento de sus derechos.





“La banda celeste representa el color tradicional para vestir a los bebés varones y el rosa para las niñas. La blanca en el centro es para quienes se encuentran en esa transición, aquellos que desean mantenerse neutrales entre un género y otro y aquellos que mantienen ambos sexos. La manera en que está diseñada permite que sin importar el lado que se use al flamear, siempre será correcta. Esto nos simboliza a nosotros mismos, tratando de encontrar el lado correcto en nuestras propias vidas”, explican los transgéneros.

Pero estética aparte, lo que no dijeron ni Maduro ni el gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, es de dónde salió el dinero para la adquisición de 80 buses- que en 2017 costaban 50 mil dólares cada uno-, ni cómo lograron resucitar a la empresa Encava, que había cerrado dos años atrás después de 55 años produciendo autobuses, entre otras razones porque el gobierno les adeudaba más de 15 millones de dólares en divisas adjudicadas así como por unidades que les compró y nunca les pagaron.

Tampoco sigue claro cuántos autobuses conformarán la flota de TransMiranda, ya que mientras el gobernador y Maduro aseguran que serán 80 las que servirán a todo el estado – por ahora solo hay 10 en circulación-, el secretario del Transporte del estado Miranda, Francisco Garcés, aseguró que serían 105 los autobuses y agregó que los pasajes oscilarán entre 2.000 y 2.500 bolívares para cada recorrido corto y entre 5.000 y 15.000 para los recorridos largos. Cifras que Maduro no mencionó, seguramente porque sabe que el salario mínimo no alcanza ni para comprar el pasaje, que mensualmente ascendería a 60 mil bolívares si el usuario se traslada a Guatire diariamente.





Y si bien el gobernador aseguró que la nueva flota se compró gracias a la “exportación de flores y chocolates” – vale decir, medio millón de dólares para la adquisición de esos primeros 10 autobuses-, aquí cabe la ironía básica de que, 20 años después de socialismo chavista madurista, finalmente cayeron en cuenta de que el capitalismo es el menos malo de los sistemas y que si se produce y se deja producir en paz, los países suelen prosperar. Como quien dice Venezuela, veinte años atrás.

Comentarios

comentarios