article-thumb
   

Los cuatro motivos que se ocultan detrás de los constantes retrasos en el Metro de Caracas

Luis De Jesús | 14 diciembre, 2018

Caracas, 20 de noviembre.- Atrás quedó la imagen que el Metro de Caracas era “la gran solución” para los ciudadanos que hacen uso del sistema para trasladarse diariamente. Era considerado uno de los mejores servicios del mundo y actualmente los usuarios deben enfrentar una realidad que se ha intensificado con el pasar de los años: la inseguridad y el deterioro, tanto del servicio como de la flota de trenes y de las instalaciones que conforman el subterráneo.

Lea también: Cierran estaciones de Línea 2 del Metro de Caracas y Los Teques por robo de cables

Constantemente se han registrado retrasos en cada una de sus líneas, sobre todo en la uno y dos, que cubren las rutas Palo Verde/Propatria y Las Adjuntas/Zona Rental/Bello Monte – Zoológico/El Silencio, respectivamente. En torno a ello, existen algunas variables que apuntan directamente a que esto suceda, con declaraciones recogidas por El Cooperante, mencionamos cada una de ellas a continuación:

Provocado por los trabajadores

Un trabajador del Metro de Caracas que pidió ser no identificado, declaró a este medio que uno de los motivos por los que se presentan fuertes retrasos en el sistema es porque los empleados “tienen hambre” porque el salario no les alcanza para cubrir sus necesidades. Señaló que ellos mismos en algunas ocasiones causan retrasos para presionar a sus superiores y conseguir mejoras en el contrato colectivo.

Ricardo Sansone, extrabajador de la empresa estatal y miembro de la organización Familia Metro, conformada por extrabajadores del sistema, dijo que en el último contrato colectivo firmado hubo una reducción “injusta” de las cláusulas principalmente económicas y de bienestar social, una de ellas es que “prácticamente” no se movió el tabulador salarial y quedó rezagado ante la inflación que azota al país.


Confirmó que “hay una angustia” en los trabajadores porque no existe una ganancia verdadera. “Entonces si tú ves que ese sueldo no está realmente valorado, no vale la pena trabajar un sábado, un 24 o un 31 de diciembre”, agregó.

Falta de inversión y mantenimiento

Sansone resaltó que existen graves problemas técnicos y un creciente abandono del mantenimiento técnico. Comentó que el problema es que antes había cierta facilidad para conseguir el dinero, no solo para comprar los repuestos necesarios, sino para realizar en los trabajos de mantenimiento que se requerían.

Recordó el extrabajador que en meses pasados el presidente Nicolás Maduro aprobó unos 3 mil millones de bolívares  fuertes para la compra de repuestos; sin embargo, esta cifra no fue suficiente” para que se realicen las reparaciones que se necesitan en el subterráneo porque la inflación “se la comió”.

El rezago en mantenimiento es muy grande, de hecho, se puede ver en el uso más frecuente de los trenes del Metro de Los Teques en la Línea 2 y Línea 3, eso te dice que ellos ya no pueden hacer más maromas para mantener operativos los trenes originales”, expresó Sansone. A su juicio, los trenes que conformaban la flota de la Línea 1 fueron “desguazados”.

Este viernes se registró un fuerte retraso en la Línea 1 del Metro de Caracas por un tren averiado en la estación Caño Amarillo. Dos horas después, la empresa estatal informó que la falla había sido solventada.

Bajo costo de boletos

El bajo costo de las tarifas de los boletos también ha tenido su impacto directo en el ingreso económico de la empresa y en el mejoramiento del sistema, por lo que el miembro de Familia Metro resaltó la necesidad de que se realice un ajuste de las tarifas y una reingeniería total del sistema.

“El servicio comercial es muy barato y está excesivamente subsidiado por el Estado”, manifestó Sansone y puntualizó que el Estado subsidia una “nómina exagerada” de unos 10 mil trabajadores por el crecimiento burocrático y no en las áreas necesarias de mantenimiento, operacional y de seguridad.

“Es un crecimiento en nuevas gerencias que no tienen nada que ver con la operación comercial. Es demasiada burocracia, un socialismo burocrático”, criticó el experto. Sobre el costo, señaló que las tarifas a mediano plazo “no van a servir para nada” con la inflación que camina a pasos agigantados.

Durante varios meses los usuarios del Metro de Caracas viajaban gratis en el sistema porque no había boletos para vender. De acuerdo con trabajadores, habían recibido la orden de “liberar” los torniquetes ante la escasez del material. Esta situación representó una enorme pérdida económica para el Estado.

Hurto de cableado

El trabajador que pidió que su nombre no fuera mencionado, declaró que el hurto de los cables del sistema se ha intensificado en los últimos meses, por la gran cantidad de dinero que pueden recibir los sujetos por el metro de cobre que obtienen. No obstante, aseguró que detrás de ello debe haber una persona que haya prestado sus servicios para la empresa o que esté actualmente laborando allí porque, según manifestó, un delincuente común no sabe cómo ni cuál de todos los cables debe cortar, además los mismos constantemente tienen energía.

Comentarios

comentarios