article-thumb
   

Los desastres del ferrocarril de los Valles del Tuy que reflejan la precaria situación de Venezuela

El Cooperante | 4 agosto, 2018

Caracas.- El sistema ferroviario Caracas-Valles del Tuy se ha convertido en un dolor de cabeza para las personas que utilizan este medio de transporte. Hay que recalcar que, a cualquier hora del día se vive un martirio en dichas instalaciones. El sistema abrió sus puertas el 15 de octubre de 2006; actualmente presenta un notable deterioro y cada día refleja la decadencia económica y social que padece Venezuela.

Le puede interesar: Marcha de los “tobos vacíos” llegó a Hidrocapital a pesar del piquete desplegado de la PNB

Uno de los problemas más graves que enfrenta este medio de transporte es el continuo robo de cables a lo largo de la vía férrea. El caso más reciente ocurrió el pasado miércoles 01 de agosto.





La nueva incursión delictiva se detectó a la altura de los sectores Sabaneta de Charallave y Mume de Cúa, lo que motivó la suspensión del servicio por un par de horas en la mañana, y obligó a los usuarios a buscar transportes alternos con el consabido colapso que esta situación genera, ya que en los terminales de pasajeros no hay suficientes unidades para cubrir la demanda.

Un trabajador del Instituto de Ferrocarriles del Estado (IFE), que pidió mantener su nombre en reserva, aseguró que la zona por donde van los rieles no cuenta con una seguridad integral efectiva y eso es aprovechado por los delincuentes para llevarse los cables y luego comercializar el cobre en el mercado negro, así lo reseñó El Pítazo.


El apagón de cuatro horas ocurrido el martes 31 de julio, que afectó los estados Vargas y Miranda, así como la ciudad de Caracas, también dejó fuera de funcionamiento el ferrocarril.

Pese a que en la estación Charallave Norte existe una planta de generación de energía eléctrica para ser activada en casos de emergencia, nunca fue instalada. Según los trabajadores del IFE está llevando agua y sol.

“Al que se descuide lo atropellan”

Ana Rodríguez, quien utiliza el Sistema Ferroviario de Los Valles del Tuy todos los días, describió que subir al tren se ha convertido “es un dolor de cabeza”. “Tenemos que pelear para podernos subir y bajar, eso es desastroso. El Metro es deficiente por la cantidad de personas que viven en los Valles del Tuy”, expresó.

Indicó que la mayoría de los “tuyeros” trabajan en Caracas, lo que aumenta la demanda del uso del ferrocarril. Además, señaló que ya no existe “hora pico”, pues el desastre se agudizó tanto que el servicio ha llegado a su colapso.

“La mayoría de las mañanas, muchos se caen. Al que se descuide lo atropellan, tanto niños, ancianos y hasta las mujeres embarazadas. Yo no he visto seguridad, esto es un martirio”, puntualizó a nuestra sala de redacción.

También relató que trabaja en Caracas y tiene que salir de su casa a las 4:00 am para poder llegar a tiempo, “es una rutina muy agotadora y tanto el Ferrocarril como el Metro de Caracas cada día van en decadencia. Vamos a colapsar”.

A continuación videos que reflejan el día a día de los ciudadanos “tuyeros”:

 

Comentarios

comentarios