article-thumb
   

Los nuevos indigentes en Venezuela que cazan las bolsas de basura para alimentarse

Lysaura Fuentes | 22 octubre, 2016

El Cooperante.- Las esquinas de los supermercados, locales, restaurantes de Caracas se han convertido en un punto donde familias, universitarios y demás esperan sigilosos a que estos recintos saquen la basura para hurgar en ella.

Brayar Rojas, una mujer de 26 años y su esposo Pedro José Mejías, el pasado viernes 7 de octubre se encontraban escarbando en las bolsas de basura que deja el restaurante La Calle en la esquina Guillermo José Schael para conseguir alimentos. Afirmaron a El Nacional que esta es su manera de sobrevivir ya que no pueden cubrir los gastos alimenticios de su familia, integrada también por dos niños, uno de siete años y el otro de 9.

“Aquí consigo de todo: queso, carne, pernil, chivo, chucherías y me consta que un amigo se encontró 40.000 bolívares en efectivo dentro de una bolsa de esas”, dice Brayar, que afirma ser enfermera y masajista y vive en el Paseo Anauco. Su esposo era vigilante y también trabajaba como albañil en la Gran Misión Vivienda en Charallave, pero informó que las obras se pararon por falta de materiales.

Ella y su esposo no serían los únicos que buscan en la basura para poder medio alimentarse. En la parte baja del puente que conecta El Rosal con Las Mercedes, en el municipio Baruta, otra familia de ocho miembros duerme en la intemperie. “Nosotros teníamos un apartamento en Guatire, pero los malandros nos sacaron. Aquí reciclamos la comida, nos bañamos en el Estadio Universitario y agarramos lo que queda de los negocios de comida rápida”, afirma Gladis Lara, de 44 años de edad.

Estas personas no son los indigentes que uno normalmente ve en cada punto de Caracas.  “En los últimos años no se veían tantos, pero cuando comenzó esta crisis los observas y no son los indigentes de siempre buscando en la basura. Son muchachos bien vestidos que salen de la universidad y pasan por el basurero”, afirma, Ingrid Candela, investigadora del Cendes en la línea de Políticas Alimentarias en grupos vulnerables, quien ha desarrollado un estudio cualitativo sobre el tema y asegura que se trata de “un fenómeno de indigencia no tradicional”.


Comentarios

comentarios