article-thumb
   

Los ocho “rojitos” que Ortega Díaz denunció ante la CPI por violar derechos de Borges y Requesens

Luis De Jesús | 5 octubre, 2018

Caracas.- La fiscal general de la República destituida por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Luisa Ortega Díaz, envió este jueves al equipo de la Corte Penal Internacional (CPI) que estudia el caso de Venezuela la denuncia por violación de los derechos humanos de los diputados Juan Requesens y Julio Borges.

Lea también: “Debería sentir vergüenza”: Solórzano fustigó declaraciones de Larry Devoe ante la CIDH

Los parlamentarios son señalados por el Gobierno nacional por supuestamente participar en el atentado en contra del presidente Nicolás Maduro, ocurrido el sábado 4 de agosto en la avenida Bolívar de Caracas, durante un acto aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana.

En el documento, la fiscal mencionó:

1.- Nicolás Maduro Moros, presidente de la República; 2.- Delcy Eloína Rodríguez, vicepresidenta de la República; 3.- Jorge Rodríguez, ministro para la Comunicación e Información; 4.- Gustavo González López, director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional; 5.- Diosdado Cabello Rondón, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente; 6.- Tarek William Saab, fiscal general de la República impuesto por la ANC; 7.- Farik Karin Mora Salcedo, fiscal sexagésimo séptimo nacional del Ministerio Público; 8.- Juan Luis Ibarra Varenzuela, magistrado de la sala penal del Tribunal Supremo de Justicia.

Ortega Díaz manifestó el pasado 10 de agosto que fue “un secuestro” el procedimiento que inició el Gobierno nacional en contra del diputado Requesens, al vincularlo con el atentado en contra de Maduro.


“Indudablemente esto es un secuestro porque la detención de él se produce de manera arbitraria, instrucciones dadas por una ANC ilegitima, aquí no hay el debido proceso porque el allanamiento de la inmunidad parlamentaria tiene que acordarlo la Asamblea Nacional, no hay otro organismo competente para eso”, dijo la fiscal en declaraciones a la prensa.

El Gobierno nacional informó en agosto que solicitaría una orden de captura internacional en contra de Borges para que responda a la justicia venezolana por ser el presunto autor intelectual del atentado.

Durante una rueda de prensa, el ministro para la Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, mostró un video del diputado Juan Requesens, en el que explica que fue contactado por Borges para pedirle el favor de que facilitara la entrada a Venezuela desde Colombia de Juan Monasterios, alias “Bons”, uno de los presuntos implicados en el ataque.

¿Qué vas a decir ahora, Borges? ¿Que el testimonio de Requesens es falso? Lo reto, reto a Julio Borges a que desmienta a el exdiputado Juan Requesens (…) Dijiste que alias ‘Bons’ está mintiendo y que es el Gobierno el que intentó involucrarte. Tú sabes lo que hiciste. Pero en este caso concreto un cómplice necesario confiesa no solo que él introdujo a Venezuela y sacó también al señor Juan Monasterios (…) sino que lo hizo bajo las órdenes de Julio Borges”, manifestó.

En el audiovisual, Requesens, a quien la Constituyente ordenó el allanamiento de su inmunidad parlamentaria, reveló que se encontraba en la ciudad de San Cristóbal, en el estado Táchira, cuando se contactó a través de mensajería de texto con Monasterios.

Posterior a ello, contactó a Mauricio Jiménez, supervisor de Inmigración de Colombia, para hacerle la solicitud e inmediatamente contactó al ciudadano, alias “Bons”, para que ingresara a Venezuela desde Cúcuta a San Antonio del Táchira. El diputado aseguró que nunca tuvo contacto físico con Monasterios, sino que únicamente fue mediante mensajería.

“Ahí lo dice, que Julio Borges lo llamó y le pidió que pasar a un individuo que además estaba requerido por la justicia venezolana porque es uno de los responsables del asalto homicida contra el Fuerte Paracaima, en el estado Carabobo. Un diputado que supiera que un prófugo de la justicia venezolana estaba intentando atravesar la frontera debía comunicarse con las autoridades venezolanas para que fuera capturado, en resguardo a su función como parlamentario“, replicó Rodríguez en declaraciones a la prensa.

La funcionaria en el exilio cuestionó el video mostrado por Rodríguez. “¿Tú sabes lo que significa exhibir a una persona, o sea, que públicamente declare en los medios de comunicación sin abogados? ¿Dónde están los abogados de Requesens para que lo defienda y le diga qué es lo que tiene que decir o lo que no tiene que decir? No, porque está amenazado, está torturado, uno no sabe qué le dijeron que le iban a hacer a él”, manifestó Ortega Díaz.

Comentarios

comentarios