article-thumb
   

“Los policías somos venezolanos, hacemos cola igualito, nos matan igualito”

Admin

Darvinson Rojas. – Los ataques a uniformados no cesan. El supervisor agregado del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana, Yorman León López, de 41 años, se convirtió en el funcionario policial número 44 que es asesinado en los municipios de la Gran Caracas durante el 2015. La noche del miércoles iba a su casa en Carapita y le dispararon en la cabeza para robarle su moto personal, marcha Suzuki, modelo GN-125.

León López había entregado guardia en el Centro de Coordinación Policial de San Agustín e iba a su casa uniformado, sin su arma de reglamento. Cuando transitaba por la calle Terepaima del barrio Santa Ana de Carapita fue ultimado.

“Los delincuentes ven a un policía y piensan que ahí va una pistola”, dijo su hermano Jackson León, quien es funcionario perteneciente a la Policía de Caracas. Detalló que su familiar utilizaba vías diferentes para llegar a su casa para protegerse del hampa.

El Policaracas hace un llamado a sus compañeros a cuidarse uno a otros, ante la “guerra declarada por la delincuencia”. Criticó la falta de apoyo por parte de las autoridades policiales, quienes a su criterio, los utilizan solo como herramientas de trabajo y no recuerdan que son venezolanos y tienen familia. “Los policías somos venezolanos, hacemos cola igualito, nos matan igualito”, aseguró.

“Si nosotros somos policías, no tenemos nada que hacer con los políticos. Ya basta de politizar todo”, criticó. “Si hubiese sido un doctor, aquí estuviesen los doctores llorando, pero fue un policía”, expresó.

El PNB era el segundo de nueve hermanos y deja huérfanos a cinco hijos, entre 20 y un año. Había perteneciente a la extinta Policía Metropolitana y tenía 21 años de servicios policiales. Actualmente estaba cerca de sacar la licenciatura en la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad.

Comentarios

comentarios