article-thumb
   

Los posibles escenarios luego de la eliminación de la Ley de Ilícitos Cambiarios

El Cooperante | 3 agosto, 2018

Caracas.- Desde la llegada de Hugo Chávez al poder se han implementado siete sistemas para controlar el acceso a las divisas. Sumado a esto, entre los mecanismos, que van desde Cadivi hasta el actual Dicom, el Gobierno estableció una ley para regular las actividades cambiarias y prohibir la libre transacción de estas, la cual, 15 años más tarde, ha sido derogada.

Según los expertos en la materia, a pesar de haber sido derogada la Ley, todavía persisten los controles, pues el Estado sigue teniendo la potestad para la administración de las divisas. Tampoco se anticipa una reducción sensible en la tasa del dólar paralelo, pues la piedra de tranca estriba en la escasa oferta de dólares, la política monetaria expansiva y la desconfianza que impera hacia todas las medidas del Gobierno. Y es precisamente la confianza el factor clave en materia económica.

Lea también: León: No está claro “si habrá un mercado dual” de divisas abierto para el sector privado





Este jueves, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aprobó la derogación de la Ley Contra Ilícitos Cambairios, y aunque muchos se sienten esperanzados ante una posible apertura del mercado de divisas, expertos en el ámbito económico advierten que, aunque no se puede ocultar el hecho de que es un avance, aún se desconocen las medidas sustitutas a esta ley, y lo más importante: los controles cambiarios continúan funcionando.

Continúan los controles

Así lo refirió el economista y diputado a la Asamblea Nacional (AN), Ángel Alvarado, quien en una entrevista ofrecida a TV Venezuela, manifestó que, en primer lugar, es una derogación que no tiene validez alguna, debido a que fue una decisión tomada por la ANC y no por el Parlamento venezolano, el único ente habilitado legalmente para tomar acciones de este tipo.


Aunque no está claro cuáles serán las nuevas medidas o restricciones que el Gobierno tomará para regular la venta de dólares, Alvarado apuntó que se estima que cualquier persona podrá vender, sin temor alguno de ser perseguido o sancionado, USD 10, 20 o 30. Asimismo, se puede interpretar la eliminación de la Ley de Ilícitos, como un cese a la persecución de las páginas que tasan las divisas del mercado paralelo, como Dolar Today y otras con mecanismos similares.

Le puede interesar: “No es maquillar”: Lo que opinan los economistas sobre derogación de Ley de Ilícitos Cambiarios

“Dejan en evidencia que estas páginas no son el problema, y ahora hasta son bienvenidas”, dijo Alvarado, a la vez que recordó el discurso del Ejecutivo en el que se señalaba, hasta hace pocas semanas, que eran las páginas dirigidas desde Cúcuta las que generaban y agudizaban la crisis en el país.

Por otra parte, advirtió que los controles cambiarios aún no han sido eliminados, por lo que, pese a que la derogación de la ley abre posibilidades, no son equivalentes a las medidas políticas ni económicas que requiere el país para afrontar la crisis económica. “El pecado original del socialismo es el control de cambio, por eso, si se levanta el control de cambio, se levanta el socialismo, pero no se está levantando”, indicó el economista al respecto.

Guisos con controles cambiarios

Dicha afirmación ha sido apoyada por otros economistas, como Luis Vicente León, Asdrúbal Oliveros, José Guerra y Luis Oliveros, por mencionar algunos. “No se confundan. Sigue el control de cambio, la diferencia es que habrá aparentemente un mercado oficial con una tasa de cambio preferencial solo para el Gobierno, y una tasa de cambio cara para el ciudadano. Lo mismo que cuando Recadi, en el Gobierno de Lusinchi“, señaló por su parte Guerra.

El parlamentario recordó que el Recadi, un control cambiario similar a Cadivi y sus sucesores con el que el Gobierno y las importadoras de productos básicos obtenían divisas preferenciales mientras existía una tasa fluctuante para la ciudadanía, propició la corrupción más grande de la historia venezolana, hasta que llegó el chavismo al poder. Este mecanismo fue instaurado en el Gobierno de Luis Herrera Campins.

Lea además: Las tres claves del anuncio de El Aissami sobre derogación de la Ley de Ilícitos Cambiarios

Y no habrá caída del dólar paralelo

Para Alvarado, tras el anuncio de la derogación de la ley, la tasa paralela ya dio las primeras muestras de que va a continuar en ascenso, una aseveración reiterada por Guerra, quien advirtió que con el asomo del mercado dual por parte del Gobierno, una divisa preferencial y una fluctuante, y “en medio de un déficit fiscal enorme financiado con emisión monetaria y sin entradas de capital, va reventar la tasa de cambio paralela”.

De manera tal que a juicio de los expertos en materia cambiaria, la unificación de la tasa y liberación de los controles es la única receta posible para terminar con el desastre cambiario, combinando la acción con medidas de reordenamiento de política fiscal y monetaria, así como la recuperación de Pdvsa, corporación estatal venida a menos y que provee a la República del 95% de sus divisas.

 

Comentarios

comentarios