Luego del discurso de ayer lo procedente era que Nicolás Maduro renunciara | El Cooperante
Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Es El Tema

Luego del discurso de ayer lo procedente era que Nicolás Maduro renunciara

Caracas, 25 de mayo.- Cualquier ecuación elemental habría resuelto el complicado problema que tenemos los venezolanos instalado en Miraflores. Porque luego de su discurso de ayer ante su ANC, lo obvio era que el presidente Maduro anunciara su retiro del cargo, su renuncia, la necesidad de hacerse a un lado para permitir que el país finalmente avanzara. Porque ni algún líder de la oposición le ha dicho en su cara verdades tan lamentables sobre el fracaso de su gestión como lo hizo Maduro ayer ante sí mismo y en cadena nacional.

Veamos:

Llamo a una transformación del liderazgo de la revolución, de la jefatura de la revolución, no estamos haciendo lo suficiente y no lo estamos haciendo bien… hace falta un aprendizaje profundo, hay que hacer mejor las cosas. Tenemos que cambiar este país, pero tenemos que empezar por nosotros…». Y aquí ha debido anunciar su renuncia.

El llamado es ha hacer mejor las cosas, mejorar la calidad de nuestro trabajo… No hay excusas, tenemos todo el poder político del país, tenemos todas las gobernaciones, todas las alcaldías, todos los consejos legislativos los ganamos, la Asamblea Nacional Constituyente y la Presidencia de la República, no podemos tener excusas para no atender los problemas del pueblo…». Y aquí ha debido anunciar su renuncia.

Lea también: La FANB cometió el acto de genuflexión más grande de su historia con Nicolás Maduro

Ya en tono evangelizador, clásico de los socialistas en apuros, agregó que “Solo el pueblo salva al pueblo, pero si no buscamos al pueblo ¿quién lo va a salvar?”. Y con la misma certeza con la que hace años el Ministro de la Defensa Vladimir Padrino López nombraba a militares como Generales del Arroz, del Azúcar y el Café, para acabar con el desabastecimiento – que como sabemos no funcionó-, el presidente Nicolas Maduro ofreció ayer aumentar la producción petrolera, reconociendo que ha sido la más baja en la historia desde la explosión del Zumaque:

“Este año tenemos que aumentar el millón de barriles y si hay que pedir apoyo a la OPEP, a Rusia, a China, a los países árabes, hágalo, Quevedo. Venezuela tiene que repuntar y sobrepasar ese millón de barriles…». Y aquí ha debido o renunciar o despedir al tren ejecutivo de Pdvsa.

Dijo que en Pdvsa se necesita mucho compromiso revolucionario, que no aceptará “dogmas ni consignas”, que “el que pongamos al frente debe tener honestidad, capacidad, eficiencia y brindar resultados”. En fin, que su gobierno ha sido un fracaso hasta en eso y, en consecuencia, ha debido anunciar su renuncia.

«Hay cosas buenas que hacemos pero eso no quiere decir que hacemos lo suficiente (…) No nos caigamos a coba ni a nosotros ni a nadie”. Pero acto seguido, lanzó tremendas cobas y promesas varias, que suelen ser lo mismo:

“Mañana (hoy) viernes todos los gobernadores me van a entregar propuestas por escrito para así avanzar hacia un acuerdo en función de la producción de riquezas y satisfacción de las necesidades de nuestro pueblo”, remarcó.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Le puede interesar: ¡Sigue el control! Maduro retomará fijación de precios con nuevo sistema económico

Y aceptó que tiene presos políticos y que el quiere » que salgan en libertad y se les dé la oportunidad de participar en el proceso de reconciliación nacional”, reconociendo que esos presos están allí porque el también lo quiso. Y, por supuesto, develó otra conspiración proveniente del exterior (esta vez le tocó a Alvaro Uribe la culpa y al expulsado Encargado de Negocios de Estados Unidos), para justificar la detención de muchos militares justo después de las elecciones.

Volvió a prometer “ una gran rectificación profunda, y reaprendizaje, tenemos que cambiar este país, pero tenemos que empezar por nosotros”. Y, otra vez, convocó al depauperado sector empresarial y, como miles de otras veces, se ofreció a «tenderles la mano… para un nuevo comienzo”, y llamó a las empresas europeas para que traigan nuevas inversiones y en caso de que existan deudas ( quizás recordó a ConocoPhillips) , “las convertimos en inversiones de crecimiento”.

Y aquí también desaprovechó su mejor oportunidad para lanzar la única noticia que ha debido amanecer hoy en todo la prensa del país: Renuncio. No sirvo, no estoy capacitado, el país me quedó grande, estoy rodeado de corruptos que hacen negocios con el hambre del pueblo, destruimos a Pdvsa y eso lo pagarán hasta nuestros nietos…y acto seguido todo el mundo lo aplaudiría y Nicolás Maduro podría dedicarse a jugar dominó en La Orchila sin mortificación alguna.

Artículos relacionados

Internacionales

Aseguran que Saab se encontraba en una "misión humanitaria especial"

Internacionales

La congresista, Debbie Wasserman, aseveró que el único presidente legítimo de Venezuela es Juan Guaidó

Destacados

Caracas.- El ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell, rechazó este martes la expulsión de la embajadora de la Unión Europea de Venezuela...

Nacionales

Maduro acusó al diplomático español de querer asesinarlo