article-thumb
   

Maduro cierra filas y amenaza con aplicar la justicia para aquellos que “traicionen a la patria” 

El Cooperante | 10 febrero, 2019

Caracas.- Hugo Chávez sacó a los militares de los cuarteles y los incorporó a cargos públicos. Maduro, su sucesor  no tuvo más opción que fortalecer su relación con la institución castrense para permanecer al frente del poder.

Lea también – Preparan jornada para obligar a policías y militares a que firmen el “rechazo a la intervención militar de EE. UU.”

Según el diario español ABC, Maduro ha visitado las diferentes ramas de las Fuerzas Armadas para alardear de su lealtad y compromiso con la revolución bolivariana en las últimas semanas. Sin embargo, el medio asegura que no ha podido contener el malestar interno de la institución, producto de una crisis económica y social que golpea fuerte y no diferencia entre civiles y militares.

Al menos siete rebeliones militares -sin éxito- sacudieron los cuarteles el año pasado. Maduro resiste y amenaza con aplicar la justicia para aquellos que piensen en “traicionar a la patria”.

El poder en Venezuela recae en la figura de Nicolás Maduro, aunque en la realidad se disputa entre el número dos y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, y el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López. Ambos, militares de carrera con mucha influencia dentro de la cúpula militar.


El superministro

Padrino López, el hombre con más ascenso dentro de las Fuerzas Armadas, tiene más poder que el que sugiere su cargo. Su principal función es “hacer cumplir las órdenes del presidente”.

Lo llaman el “superministro” porque obstenta también la vicepresidencia de soberanía, que le cede competencias sobre la cartera de Interior y Justicia. Es el Jefe de la gran misión de abastecimiento soberano, que le da el control de la producción, importación y distribución de alimentos y medicinas, es decir, de los supermercados y hospitales, dos focos de mayor tensión en el país.

Y, además, supervisa el Arco Minero, donde se encuentran los yacimientos auríferos y minerales más importantes del país. Padrino es el único oficial que queda activo de su promoción. “El ministro se tenía que haber retirado hace cinco años, pero Maduro le ha retrasado su jubilación. De hecho, en 2017 cuando el presidente cambió a todo el Alto Mando Militar, Padrino fue el único que conservó su cargo, el resto fue reemplazado por hombres de su extrema confianza“, dice a ABC Sebastiana Barráez, periodista especilizada en Ddefensa.

Dentro de las Fuerzas Armadas, el Comando Estratégico Operacional (Ceofan) es el máximo órgano de control y depende de la presidencia, hoy está bajo la tutela del almirante en Jefe Remigio Ceballos. Pero nada sucede en Venezuela sin que el ministro de la Defensa esté informado.

 

Comentarios

comentarios