article-thumb
   

Maduro devalúa el bolívar todos los días, aseguran economistas

Admin

Ana Rodríguez Brazón.-  Los venezolanos viven en una constante incertidumbre económica que a diario los deja boquiabiertos al ir al mercado, tomar un taxi o comer en la calle. En un abrir y cerrar de ojos el bolívar tiene menos valor frente a un dólar paralelo que en cuestión de minutos pasa de Bs. 611 a Bs. 630, a pesar que se habla de especulación al fijar esta tasa.

Orlando Ochoa, economista, enfatiza que el presidente es el fiel representante de un socialismo anticuado, siendo el responsable de la crisis que vive el país llegando a una hiperinflación que no es otra cosa que la necesidad de la gente de salir de los bolívares para adquirir una moneda de mayor valor que en este caso es el dólar, que cotiza cada día a un valor más alto.

Las causas de esta crisis son las pocas divisas con que cuenta el país, los bajos niveles de las reservas debido a que hace 10 años Hugo Chávez decidió mermarlas y  la acción del Gobierno de crear bolívares para financiar el déficit existente. “Enfrentar esto requiere de un plan económico moderno, ordenar las finanzas, ordenar las reservas internacionales y tener una sola tasa de cambio. Maduro tiene que renunciar y asumir su responsabilidad”.

Para el economista Alexander Guerrero la actual devaluación es inédita. “Maduro la ha llevado de Bs. 4,30 a más de Bs. 600. Eso no había ocurrido jamás. La devaluación de la moneda en el tiempo de Maduro  ha sido inmensa, mayor a la de Chávez desde 1999”.

La variación de precios que hay en la calle evidencia que no es necesario que el Gobierno anuncie una devaluación, pues todos los días la moneda vale menos y es más fácil para Maduro que sea así.  “No tomará medidas porque no lo hace ni en época electoral ni normal, porque su proyecto político descansa en que se abran compuertas para la corrupción y ruina de los demás”, sentencia el economista Francisco Faraco.

A pocos meses de las elecciones parlamentarias el Gobierno prefiere mantener esta constante devaluación sin anunciar cifras y sin reconocer que la inflación mensual está por encima de 20%. Lo mismo quiere hacer con el paralelo, ocultar cifras para no mostrar la realidad.

Faraco y Guerrero coinciden en que el problema es político y no económico pues para este último hay solución, sin embargo no es posible que por no tomar decisiones se haya pasado de un tipo de cambio a Bs. 12, luego Bs. 52 y por último un Simadi que casi alcanza los Bs. 200.

Esta realidad ocurre cuando en los países hay una hiperinflación, que actualmente mantiene preocupados a los bancos internacionales pues Venezuela es un país en riesgo donde la jugada del Gobierno podría ser un default, que según Guerrero está a la vuelta de la esquina, pero si no quiere enfrentar la realidad “debe mantener una agenda oculta”. 

El paralelo: Hasta el infinito y más allá 

Para superar la crisis es necesario poseer personal calificado pues actualmente, a juicio de Ochoa, en el ministerio no hay un solo economista que maneje o que sepa de macroeconomía.

Para este especialista, a final de año el dólar paralelo podría superar la barrera de los mil bolívares y la inflación cerraría en 200%.

 

 

Comentarios

comentarios