article-thumb
   

Maduro le encargó a Cabello el trabajo de empezar otra purga en la oposición

Danny Leguízamo | 8 agosto, 2019

Caracas.- Las sanciones que recientemente impuso la Administración de Donald Trump trajeron consecuencias. La primera, la salida de la delegación chavista del diálogo de Barbados. Y la segunda ya la anunció Nicolás Maduro en el acto que este miércoles se celebró por la conmemoración de la Batalla de Boyacá. Pidió Maduro a Diosdado Cabello una contraofensiva usando todo el poder de la espuria Asamblea Nacional Constituyente para enfrentar “a los traidores”. Ha comprado Maduro la ruta de la radicalización. La ruta de Cabello. Y le encargó públicamente la tarea de iniciar el trabajo.

Le puede interesar: Cuál es el mensaje de la Casa Blanca con las últimas sanciones al régimen de Maduro

En el diálogo de Barbados, la ruta escogida por el chavismo fue la de ofrecer elecciones, pero con Maduro en el poder. La propuesta fue rechazada por la oposición, cuyos delegados proponían también elecciones, pero sin Maduro en Miraflores. Había un punto de coincidencia, pero también un punto de tranca. De allí que luego el Gobierno de Noruega anunciara que las conversaciones seguían. La oposición estaba dispuesta a acudir. Lo anunció el propio Juan Guaidó.

Pero más tarde, llegaron las nuevas sanciones de la Administración Trump. Tal como escribimos en El Cooperante, aquello representaba una implosión del diálogo. “El presidente Nicolás Maduro Moros, ha decidido no enviar a la delegación  venezolana en esta oportunidad, en la razón de la grave y brutal agresión perpetrada de manera continuada y artera por parte de la administración de Trump contra Venezuela, que incluye el bloqueo de nuestras actividades económicas y comerciales”, anunció Jorge Rodríguez.

Mientras tanto, Maduro anticipaba en cadena nacional su próximo paso. Viene la “contraofensiva para enfrentar a los traidores“, dijo. Pidió el encargo, por supuesto, a Diosdado Cabello a través de la espuria Asamblea Nacional Constituyente. Le compró la ruta. Y la ruta es una purga en la oposición.

 

Comentarios

comentarios