article-thumb
   

Malls pagan platos rotos de corrupción eléctrica con cubanos, Derwick y Duro Felguera

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- Desde 2008, cuando se registró el primer apagón de gran magnitud que dejó a Caracas y 10 estados a oscuras, comenzó la emergencia eléctrica y con ella la corrupción. El Gobierno contrató por más de cuatro mil millones de dólares a empresas como Derwick Associates y Duro Felguera pero la crisis ha empeorado y son los centros comerciales los que ahora pagan los platos rotos.

Las irregularidades comenzaron con la firma de un contrato entre la empresa española Duro Felguera y Nervis Villalobos, exviceministro de Energía Eléctrica, a través de la empresa de su propiedad Ingespre, por 50 millones de dólares por “asesoría oral”; posteriormente la compañía española firma dos contratos de 25 millones cada uno con la empresa venezolana Terca por el mismo concepto. La sorpresa radica en el hecho de que estos contratos se firmaron seis meses antes de que se conociera que a Duro Felguera se le adjudicaría la construcción de Termocentro por un total de mil 400 millones de dólares, según reveló en abril de 2015 el diario El Mundo de España.

Según el portal del Ministerio de Energía Eléctrica, la obra del Complejo Generador Termocentro tiene un costo de dos mil 187 millones de dólares y su periodo de ejecución era entre septiembre de 2007 y mayo de 2011, teniendo un avance físico de apenas 7,6% para el momento de la última actualización. La adjudicación de la obra a Duro Felguera se anunció el 4 de junio de 2009, según el comunicado remitido por la empresa española a la Comisión Nacional de Mercado de Valores, pero los contratos de asesoramiento se habían firmado desde el 3 de diciembre de 2008.

El sitio Cryptome.org, una especie de wikileaks, publicó recientemente más de 14 mil documentos filtrados por un exempleado de la empresa ProEnergy, a través de la cual Derwick Associates adquirió plantas y turbinas con sobreprecio, las cuales eran adquiridas por el Gobierno a través de Bariven, filial de Pdvsa encargada de realizar las compras para actividades petroleras.

A Derwick Associates le fueron asignados 12 proyectos para solventar la crisis eléctrica gracias a la cercanía de los dueños de la empresa con Javier Andrés Alvarado Pardi, hijo de Javier Alvarado Ochoa, expresidente de la antigua Electricidad de Caracas (hoy Corpoelec) y quien para entonces se desempeñaba como presidente de Bariven. Los documentos revelan que ProEnergy había facturado entre 2009 y 2012 más de dos mil millones de dólares, casi todos con un solo cliente: Derwick Associates.

En declaraciones ofrecidas al Diario de las Américas, el ingeniero electricista Manuel Guevara, miembro de la Comisión Técnica de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), señaló esta semana que en 2010 el Ejecutivo realizó inversiones entre 40 y 60 mil millones de dólares para la compra de plantas eléctricas a Cuba, que a su vez la había obtenido de España, las cuales eran muchas de segunda mano y se quedaron almacenadas porque no había donde instalarlas.

Los centros comerciales enfrentan hoy un severo racionamiento a pesar de que solo demanda 3% del consumo nacional y un sacrificio de tres meses es devastador para la actividad comercial y solo representa un día de operación del Guri, de acuerdo con los cálculos de Miguel Lara, exdirector de la Oficina de Planificación de Sistemas Interconectados, quien aseguró este viernes que si se pusiera a trabajar tan solo una de las unidades de Termocentro se generaría 6 gigavatios-hora y no habría necesidad de quitarle la luz a ningún centro comercial.

Comentarios

comentarios