article-thumb
   

¡Mar de contradicciones! Malasia asegura haber encontrado restos del 777 pero Francia lo niega

Christhian Colina

EFE.- Tras el hallazgo en la isla de la Reunión de un alerón que probablemente perteneció al avión malasio desaparecido hace un año, las autoridades de Malasia aseguraron haber encontrado más restos del aparato, aunque las francesas lo niegan.

El ministro malasio de Transporte, Liow Tiong Lai, aseguró que se encontraron muchos restos más en la isla francesa, entre ellos una ventana de avión. Todo ello se entregó a las autoridades francesas, explicó en ministro en Kuala Lumpur. Sin embargo las autoridades francesas que investigan la desaparición del vuelo MH370 negaron esa información. “La Fiscalía de París desmiente por el momento el hallazgo de nuevos restos“, dijo una portavoz del organismo judicial.

En tanto se sigue investigando en un laboratorio de Toulouse, Francia, el alerón encontrado la semana pasada en la Reunión. El primer ministro de Malasia, Nakib Razak, aseguró el miércoles que pertenecía al Boeing 777 desaparecido en el océano Índico. Sin embargo el fiscal de París fue más cauto y dijo que hay una “muy fuerte presunción” de que el ala pertenece al avión.

El ministro malasio de Transportes aseguró que un sello de mantenimiento encontrado en el resto del avión analizado concuerda con los registros de Malaysia Airlines, por lo que el Gobierno está seguro de que se trata del aparato desaparecido. El fiscal francés Serge Mackowiak había explicado previamente que el experto del fabricante Boeing había constatado que el ala era de un avión modelo 777. Además, las características técnicas de ese resto de fuselaje coincidían con información de la documentación de Malaysia Airlines.

“El equipo de investigación dirigido por Francia sigue trabajando en una evaluación definitiva del resto y esperamos tener más detalles”, apuntó por su parte el ministro australiano Warre Truss. Australia, que coordina las tareas de rescate, está segura de que encontrarán los restos del avión.

En las investigaciones que se están llevando a cabo en Francia participan expertos este país y de Malaisa, China, Australia, Singapur y Estados Unidos.  En el avión, que volaba de Kulala Lumpur a Pekín, viajaban 239 personas, entre ellas 153 chinos. El aparato se desvió de su ruta y voló durante siete horas en dirección sur por motivos que todavía se desconocen.

Comentarios

comentarios