Marco Rubio cuestiona “bizarro mensaje” de EEUU tras reunión con “un capo de la droga”

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- Dejando atrás la campaña “¡Obama, deroga el decreto ya!”, Diosdado Cabello fue a tomarse su foto con Thomas Shannon a pesar de que la Casa Blanca no ha derogado ningún decreto. Por otro lado, Estados Unidos, donde presuntamente hay abierta una investigación contra Cabello por narcotráfico, le lavó la cara al presidente de la Asamblea Nacional con el encuentro con el consejero del Departamento de Estado, aunque haya sido improvisado. Lo cierto es que la reunión generó una polémica en ambos países, en la que se involucró hasta el precandidato a la Presidencia de Estados Unidos, Marco Rubio.

“Al reunirse con uno de los funcionarios más corruptos del régimen venezolano, quien también está bajo investigación por ser un capo de la droga, la administración Obama está enviando un bizarro y confuso mensaje al pueblo venezolano así como a los fiscales de Estados Unidos que lo están investigando”, señaló el senador republicano que aspira suceder a Obama en la Casa Blanca, según reseña El Nuevo Herald.

También la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen reaccionó ante la “dirección equivocada y peligrosa” de Barack Obama. “Mientras los líderes de la oposición siguen encarcelados y en huelga de hambre, los funcionarios de Obama demuestran su indiferencia a estos valientes patriotas que sufren”

La organización Venezuela Awareness expresó su “profunda preocupación” por las presuntas pretensiones de Estados Unidos de restablecer las relaciones para incrementar sus negocios en Venezuela, según afirmaciones de Cabello, a quien se le acusa en una corte de Nueva York de ser el jefe de un cartel de la droga.

La red social twitter se encendió con el polémico encuentro con más reacciones en contra que a favor. Los opositores al Gobierno no desaprovecharon la oportunidad para resaltar la contradicción oficial en cuanto al discurso antiimperialista, mientras que los oficialistas, tal vez desconcertados por la incongruencia ideológica, no hicieron tanta bulla con el tema como de costumbre.

“Hace sólo unas semanas estaban gastando millones en la campaña contra el decreto del presidente Obama; y ahora salen abrazados y muertos de la risa en una isla caribeña. Este Gobierno no puede usar las relaciones internacionales para generar polarización y confrontación entre los venezolanos”, señaló Tomas Guanipa, diputado de Primero Justicia.

 

Comentarios

comentarios