article-thumb
   

María Conchita Alonso sobre Pérez Venta: “Yo con él nunca, que me acuerde, tuve contacto”

El Cooperante

Pedro Eduardo Leal. – El giro político que ha tornado el descuartizamiento de Liana Hergueta, a propósito de sendos vídeos publicados, infringiendo la ley, por Nicolás Maduro Moros y Diosdado Cabello, presidente de la República y máxima autoridad de la Asamblea Nacional, respectivamente; ha obligado a más de uno a salir en defensa propia, desmarcándose de este hecho aislado al quehacer político nacional.

El Nuevo Herald contactó a María Conchita Alonso, una de las involucradas por el criminal confeso en supuestos planes de desestabilización contra el gobierno constitucional de Maduro, quien dice no entender cómo es que Pérez Venta terminó mencionando su nombre. “No conozco a ninguna de las personas que él menciona, ni tengo la menor idea de lo que está hablando”, reiteró.

“Para mí y para muchos, ese señor es un infiltrado, que envían para ver qué saca de la oposición. Yo con él nunca, que me acuerde, tuve contacto. Ni tampoco conozco la persona que en el video dice que yo le mando dinero”, dijo Alonso.

Patricia Andrade: Pérez Venta era supermentiroso

El medio estadounidense también logró enlazar con Patricia Andrade, presidenta de la ONG Venezuela Awareness, quien no dudo en calificar a Pérez Venta como un  supermentiroso. “Un día me llamó diciendo que él había sido un preso político y que lo habían tenido recluido en  Ramo Verde, asegurando que había hablado conmigo tiempo atrás desde esa prisión”, narró.

“Eso era mentira y fácil de demostrar porque en las fechas que él señalaba solía haber pocos prisioneros en esa prisión. Luego me vino diciendo que no me acordaba de él porque se había fugado de Ramo Verde, y eso es imposible de haber ocurrido sin que se hubiese producido un tremendo escándalo en el país. Y así fue que lo conocí, como un hombre raro que lo primero que dijo era una mentira”, agregó.

Olla política de “un payaso corrupto”
Jesús Torrealba, Tomás Guanipa, Mitzy de Ledezma y María Corina Machado, por citar sólo a algunos de los voceros de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), coinciden en que se trata de una olla del Gobierno nacional para distraer la atención del electorado de los verdaderos problemas que se hoy existen en el país. Henrique Capriles incluso ha llegado a señalar al acusado como militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

Desde otras latitudes, también se manifestaron al respecto el senador estadounidense Marco Rubio, quien tildó a Maduro como un payaso corrupto. Por su parte la replubicana Ileana Ros-Lehtinen desestimó los señalamientos vinculándolo a “intentos de causar una distracción de las catastróficas políticas de su régimen”

 

 

 

 

Comentarios

comentarios