article-thumb
   

Mariah Carey, la diva musical con sangre venezolana

El Cooperante | 27 diciembre, 2018

Caracas.- La cantante estadounidense Mariah Carey, de 49 años, ha acumulado grandes reconocimientos a lo largo de sus 30 años de carrera profesional en la industria musical, al ser considerada como uno de los artistas con mayores ventas de todos los tiempos a nivel mundial y la intérprete femenina más vendida del milenio en el año 2000, debido al éxito arrasador que obtuvo durante la década de los 90.

Lea también — Los escándalos que impactaron al mundo del espectáculo en el 2018

La localidad de Huntington, Nueva York, fue testigo del nacimiento de la intérprete de “Touch My Body” el 27 de marzo de 1970. La tercera hija de una excantante de ópera y profesora de canto de nacionalidad irlandesa, Patricia Hickey, y de Alfred Roy Carey, un ingeniero aeronáutico venezolano-afroamericano.

En una entrevista concedida a la revista Latina a comienzos del actual milenio, la artista confesó que su nombre podría haber sido “María Núñez”.  Sin embargo, cuando su abuelo llegó a Estados Unidos de Venezuela cambió su apellido a “Carey” para así ser “aceptado” en dicho país, algo que le ocasionaba mucha gracia a su padre “porque en aquél entonces los irlandeses eran tan discriminados como los hispanos”.

De igual manera, aseguró a dicha publicación que en esa época viajó a Venezuela con el objetivo buscar información sobre su abuelo paterno y, así conocer más sobre sus raíces. “Lo hice más por mi padre que por otra cosa, aun cuando no tengo una relación cercana con él”, reveló.


La cantante, que sus padres se divorciaron cuando solo tenía tres años de edad, tuvo que lidiar con la discriminación debido a su extensa ascendencia, mientras permaneció en Huntington. En una oportunidad, Mariah desveló que envenenaron a su perro e incluso incendiaron el vehículo de la familia.

“Casi parece como si la gente no entendiera que soy la hija de un hombre de raza negra que resultó ser parte venezolano y una mujer blanca del medio oeste de Estados Unidos, que asistió a una escuela- convento y fue una diva de la ópera”, señaló.

La niña que comenzó a demostrar sus dotes en el canto con solo tres años en el momento que ayudó a su madre a reproducir unas notas de Ópera de manera correcta, fue descubierta por el presidente de la compañía Columbia Records, Tommy Mottola, cuando escuchó la voz de Carey durante una fiesta en 1988.

En junio de 1990, la neoyorquina estrenaría su álbum debut, el cual fue el inicio de una carrera llena de éxitos que la convirtió en una de las voces más importantes y privilegiadas de la industria musical global.

En la actualidad, continúa reinando en las listas musicales y adueñándose de los principales titulares de la prensa. Solo en el día de Navidad, su canción “All I Want For Christmas” fue la más escuchada de Spotify, con más de 10.8 millones de reproducciones en referida plataforma musical.

Referido tema musical que Carey compuso junto al productor Walter Afanasieff  en 1994, le ha permitido adquirir una suma de dinero impresionante a la intérprete. Desde su lanzamiento hace 24 años, la canción ha recaudado más de 60.000 millones de dólares en regalías, según el “The Economist”.

 

 

Comentarios

comentarios