Connect with us

Internacionales

Más de 21 mil venezolanos en peligro tras inundaciones en Brasil, alerta Acnur

Las inundaciones masivas también han dejado en Brasil al menos 107 muertos y 134 desaparecidos, mientras que los afectados a nivel nacional superan los 1,7 millones

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas / Foto Portada: EFE.- Las inundaciones causadas por los temporales que azotan esta semana Brasil, especialmente Rio Grande do Sul, afectaron al menos a 41.000 refugiados en ese estado meridional del país, muchos de ellos procedentes de Venezuela y Haití.

Lea también: Colombia y Venezuela reabren paso de vehículos en el puente Unión

Según advirtió este viernes la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), Rio Grande do Sul acoge a más de 21.000 venezolanos reubicados desde el estado de Roraima, en la frontera norte del país con Venezuela, y que recibe al mayor número de refugiados. 

Además del impacto entre los desplazados, las inundaciones masivas también han dejado en Brasil al menos 107 muertos y 134 desaparecidos, mientras que los afectados a nivel nacional superan los 1,7 millones.

Trabajo conjunto

En respuesta a las devastadoras inundaciones en el estado de Río Grande del Sur, Acnur, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y las organizaciones socias están trabajando con las autoridades locales y la sociedad civil para mitigar los efectos de esta catástrofe; también están ayudando a las personas brasileñas, refugiadas y migrantes que han sido desplazadas. 

Con base en datos del Gobierno federal, Acnur estima que más de 41.000 personas refugiadas y otras con necesidad de protección internacional que viven en Río Grande del Sur pueden haberse visto directa o indirectamente afectadas por las inundaciones. Estas personas han perdido sus hogares, pertenencias y documentos; además, las aguas han destruido negocios y otras actividades generadoras de ingresos.

Advertisement

Río Grande del Sur es uno de los estados brasileños que acoge el mayor número de personas refugiadas y migrantes, particularmente de Venezuela y Haití; gran parte vive en zonas de riesgo.

Considerando que es difícil acceder a los lugares más afectados y buscando una mayor eficiencia en su respuesta, Acnur está apoyando al Gobierno del estado de Río Grande del Sur y al Comité Estatal de Migrantes y Refugiados en la evaluación del impacto de las inundaciones y en la identificación de las necesidades de la población refugiada y migrante. 

Acnur también apoya la comunicación con las diversas comunidades afectadas para que las personas refugiadas y migrantes tengan acceso, en su propio idioma, a la información proporcionada por la Defensa Civil y por las autoridades locales sobre las recomendaciones de protección y los riesgos relacionados con los lugares donde viven. 

Al mismo tiempo, en São Leopoldo/RS, Unisinos (universidad socia de la Cátedra Sérgio Vieira de Mello de Acnur) convirtió parte de sus instalaciones en un albergue temporal de emergencia, que actualmente brinda apoyo a cerca de 1.300 personas – nacionales de Brasil, así como refugiadas y migrantes – directamente afectadas por las inundaciones. 

Acnur estima que se requieren 16 millones de reales brasileños (alrededor de 3,21 millones de dólares estadunidenses) para responder a las necesidades más urgentes, que incluyen asistencia financiera directa para las personas afectadas y artículos de primera necesidad. 

Advertisement

“Acnur ha redoblado los esfuerzos de coordinación con los socios locales, especialmente con las contrapartes gubernamentales directamente responsables de la respuesta de socorro en caso de desastre en Río Grande del Sur. Estamos brindando apoyo dentro de nuestras posibilidades en este momento; también para evitar la duplicación de esfuerzos, así abonamos a una mayor eficiencia en la respuesta dirigida a las poblaciones brasileñas, refugiadas y migrantes en el estado”, señaló Maria Eliana Barona, Representante Adjunta de Acnur en Brasil. 

Acnur lamenta profundamente la pérdida de vidas derivada de esta tragedia y los efectos sobre las poblaciones brasileña, refugiada y migrante. Al mismo tiempo, reconoce la importante labor de dos socios clave en el estado (Aldeas Infantiles SOS y el Servicio Jesuita a Migrantes y Refugiados), cuyos equipos y estructuras también se vieron gravemente afectados por la catástrofe, y continúan trabajando para brindar ayuda y asistencia inmediatas a las poblaciones residentes.

La realidad del cambio climático, evidenciada por eventos extremos como las lluvias torrenciales en Río Grande del Sur, ha causado pérdidas de vidas y daños materiales irreparables a poblaciones que viven con inseguridad e incertidumbre. 

Previo a lo ocurrido en Río Grande del Sur, Acnur estuvo trabajando en otras emergencias climáticas en Brasil, como en los casos de Acre, Bahía y Manaos. 

En abril de 2024, Acnur lanzó su primer Fondo para la Resiliencia Climática, con el propósito de reforzar la necesidad de potenciar la resiliencia de la población refugiada, de las comunidades desplazadas y de quienes las acogen ante la creciente intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos que se relacionan con el cambio climático. 

Advertisement

EFE



Tendencias