article-thumb
   

Más de un millón de bolívares cuesta comprar tres kilos de carne, pollo y chuleta

El Cooperante

Caracas, 13 de febrero.- La crisis económica ha hecho que los niños y adultos se vean perjudicados, porque deben cambiar su patrón alimenticio.

Lea también:  ¡Insólito! El kilo de queso y el cartón huevos ya rondan el medio millón de bolívares





“La carne está carísima y si antes comíamos un kilo semanalmente, ahora compramos la misma cantidad cada 15 días”, comentó Francisco Rojas a Crónica Uno, añadiéndolo que en los últimos tres meses lo piensa dos veces para adquirir carne o pollo por los altos precios y porque su ingreso no es suficiente.

El pollo y la carne regresaron a algunos mercados con un precio que resulta impagable para cualquier venezolano asalariado: los cortes de carne se ubican por encima de 220.000 bolívares y el kilo de pollo alcanza los 270.000 bolívares.

Si una familia contempla adquirir un kilo de carne molida (340.000 bolívares), un kilo de bistec (340.000 bolívares) y un kilo de pollo (270.000 bolívares) implica desembolsar 950.000 bolívares, mientras que el salario mínimo y el bono de alimentación suman 797.510.


Por su parte, la chuleta de cochino cuesta 560.000 bolívares, monto superior a lo que acumula el bono de alimentación. Así mismo, la pechuga de pollo y las alas se ofrecen a 310.000 bolívares en los mercados municipales, mientras el kilo de muslo se vende en 280.000 bolívares y la milanesa ya alcanza los 450.000 bolívares.

Según Maritza Landaeta, representante de Fundación Bengoa, los tubérculos como papa, ñame, batata y yuca han desplazado el consumo de carne, pollo, huevos y lácteos.

Comentarios

comentarios