Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Sucesos

Mataron a un menor durante un "juego de manos" en El Valle (+Video)

Caracas, 1 de junio.- Un menor de 13 años de edad murió este miércoles alrededor de las 02:00 de la tarde frente al colegio Diego de Losada, situado al final de la calle 11 de Los Jardines de El Valle, municipio Libertador de Caracas.

Leer también - Asesinaron a un adolescente y lanzaron su cuerpo a una cañada en San Francisco

Según la familia del occiso, el menor identificado como Said Alexander Díaz Páez estaba en las afueras del colegio esperando que su novia saliera de clases cuando llegó otro joven de aproximadamente 19 años y comenzó un "juego de manos" contra el infortunado, le dio un fuerte golpe en el mentón que lo hizo caer y se golpeó la cabeza contra la acera. 

Alexander Calderón, director del liceo, se enteró de lo ocurrido tras escuchar el alboroto en la calle, vio a Said Alexander tendido en el suelo con una fuerte contusión en la cabeza. "Estaba con vida, pero murió a los 10 minutos".

En cuanto al agresor de la víctima, este salió corriendo del lugar, incluso algunos jóvenes que se encontraban por la zona intentaron atraparlo, pero no lo lograron. Se conoció que la mamá del implicado tiene un puesto por el sector, donde vende hamburguesas.

El occiso estudiaba primer año en el liceo Luis Cárdenas Saavedra y era apasionado por el baloncesto.

Se conoció que por la zona donde ocurrieron los hechos jóvenes se agrupan para jugar cartas y estos terminan en riñas, por lo que se presume que el hecho lamentable inició cuando el infortunado participó en este juego. Aunque el caso se encuentra en averiguaciones.





Artículos relacionados

Destacados

Hasta los momentos se han entregado 3 500 000 viviendas, según el Ejecutivo

Destacados

Calzadilla dijo que en los próximos días el Poder Electoral ofrecerá más detalles acerca del proceso

Destacados

Los diputados reiteraron que son los "únicos" autorizados a nombrar representantes gubernamentales en el exterior

Destacados

Los proyectiles cayeron en el mar Mediterráneo sin causar víctimas ni daños materiales