article-thumb
   

Mauricio Macri se despidió reconociendo errores en su gestión económica

Gianfranco Ruggiero | 9 diciembre, 2019

Caracas/ Foto: Archivo. El presidente saliente de Argentina, Mauricio Macri, entregará su mandato este martes a Alberto Fernández, luego de cumplir sus cuatro años al frente de su país, que lo convirtieron en el primer jefe de Estado no peronista que termina su período en los últimos 90 años.

Le puede interesar: “Embajador de México en Argentina fue expulsado por robarse un libro”

Macri realizó este lunes su despedida oficial, después de su última reunión de Gabinete, en la que ofreció un balance de su gestión, en la que lamentó principalmente los indicadores económicos.





“Lamento no haber podido ofrecer mejores resultados en estos años. Nos chocamos contra la misma piedra de tantas décadas en la vida de los argentinos: el dólar. Con cada suba del dólar venían después la inflación y el aumento de la pobreza”, comentó en declaraciones que reprodujo EFE.

Macri llegó a la Casa Rosada a finales de 2015 como una alternativa a doce años de Gobiernos del peronismo kirchnerista, con la apertura económica como estandarte y con un inicio de mandato tranquilo, hasta que a mediados de 2018 el país entró en una crisis económica de la que todavía no logró salir.

La devaluación de la moneda y la inflación se convirtieron en los principales inconvenientes del todavía presidente, quien tuvo que enfrentar la bajada de la actividad industrial y aumentos importantes en la tasa de pobreza.





Asimismo, para intentar controlar la situación,  congeló los precios de varios productos de la canasta básica y suspedió los aumentos en la tarifas de agua, luz y transporte, con las que buscaron “llevar alivio al bolsillo” de los ciudadanos.

Los mercados internacionales reaccionaron ante estos resultados con una salida de divisas que desembocó en otra fuerte devaluación del peso, lo que hizo más difícil todavía el último tramo del Ejecutivo macrista, obligado a controlar la economía del país y al mismo tiempo intentar revertir los duros resultados electorales en poco más de dos meses.

Comentarios

comentarios