article-thumb
   

Mauricio Macri: Si gano la presidencia de Argentina exigiré a Maduro que libere a López

Admin

Jose Á. Palacios.- Mauricio Macri, candidato a las elecciones presidenciales de Argentina y uno de los mayores adversarios del kirchnerismo, informó que si queda electo como Presidente – la primera vuelta se celebrará el 25 de octubre-, exigirá al presidente Nicolás Maduro la liberación inmediata de Leopoldo López.

El principal candidato de la oposición, líder del frente Cambiemos, prometió además que si el presidente Maduro se niega a liberar a López pedirá una reunión de los países del Mercosur, grupo al que pertenece tanto Argentina como Venezuela, “para reclamar que se aplique la cláusula democrática que está recogida en el acuerdo de Mercosur (…) Lo tenemos muy claro, Maduro debe respetar las libertades”.

El líder de la oposición argentina, que necesita evitar que el 25 Daniel Scioli -candidato oficialista- le saque 10 puntos de ventaja para forzar una segunda vuelta en la que sí tendría oportunidades de éxito, marca así un punto claro de su futura política exterior ante el Gobierno de Venezuela, que ha demostrado su amistad con la presidenta Cristina Fernández, así como la tuvieron su esposo y expresidente Néstor Kirchner con el fallecido presidente Hugo Chávez.

Macri, que entra ya en la fase definitiva de la campaña y necesita al menos romper la barrera del 30% si quiere que haya una segunda vuelta, también se refirió en el tema económico, en especial la del cepo cambiario, esto es la limitación que existe en Argentina para comprar dólares y el control del tipo de cambio, lo que provoca un mercado paralelo y complica mucho las inversiones extranjeras, según todos los expertos.

El candidato opositor compareció con el principal referente de su equipo económico, Rogelio Frigerio, que dejó claro que su intención es eliminar el cepo desde el primer día. “Vamos a hacer de Argentina un país normal, sin inflación, sin cepo, con crédito”, aseguró Frigerio mientras Macri prometía que el primer país que visitará como presidente será Brasil para recuperar una relación muy deteriorada. “Cada día que no se libere el cepo, para nosotros es un día perdido, un día en que los exportadores no pueden liquidar sus producción y no llegan inversiones. No estamos condenados al cepo”, insistió Frigerio.

Con información de El País de España

Comentarios

comentarios