Connect with us

Destacados

Médico que confirmó la muerte de George Floyd reitera que murió por falta de oxígeno

La oficina forense catalogó la muerte de Floyd como un homicidio, es decir, causada por otra persona

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas. El médico de la sala de emergencias que declaró muerto a George Floyd tras intentar reanimarlo, testificó el lunes que en ese momento manejó la hipótesis de que el corazón de Floyd dejó de latir debido a falta de oxígeno.

Lea también: "López Obrador: No es indispensable por ahora que me vacune"

El doctor Bradford Langenfeld, quien estaba en la sala de emergencias del Centro Médico Hennepin cuando murió Floyd, declaró también en el juicio a Derek Chauvin, el policía de Minneapolis acusado de asesinato, tras pisarle el cuello por varios minutos cuando intentaba arrestar al ciudadano afroamericano.

Langenfeld declaró que el corazón de Floyd dejó de latir incluso antes de llegar al hospital. Añadió que no se le informó de ningún intento de transeúntes o de policías de reanimar a Floyd, pero que los paramédicos le dijeron que trataron por unos 30 minutos, refirió AP.

Al ser interrogado por el fiscal Jerry Blackwell, Langenfeld relató que con base en la información que tenía en ese momento, “era más probable que las otras posibilidades” que la parálisis cardíaca de Floyd se debió a la asfixia.

La defensa argumenta que Chauvin actuó tal como fue entrenado y que la causa de muerte fueron el uso de drogas y los otros problemas de salud que tenía Floyd desde antes

Advertisement

Chauvin, de 45 años, está acusado de asesinato por la muerte de Floyd el 25 de mayo del año pasado. El oficial, quien es blanco, está acusado de presionar con su rodilla el cuello de Floyd, quien era negro, por 9 minutos y 29 segundos. Floyd, quien tenía 46 años, estaba esposado, boca abajo, en la calle frente a una tienda donde presuntamente intentó pagar por cigarrillos con un billete falso de 20 dólares.

Eric Nelson, abogado de Chauvin, le preguntó a Langenfeld si ciertas drogas pueden causar hipoxia, es decir, una falta de oxígeno. El médico reconoció que tanto el fentanilo como las metanfetaminas, ambas sustancias halladas en el organismo de Floyd, pueden tener ese efecto.

El reporte oficial determinó que Floyd falleció de “parálisis cardiopulmonar, combinada con medidas de subyugación policial y compresión del cuello”. Añade que la intoxicación con fentanilo y el uso reciente de metanfetaminas fueron “otras condiciones significantes” pero no “causa de muerte”.



Tendencias