article-thumb
   

Mensajero fallece degollado tras accidente y su cadáver duró tres horas en el lugar

Lysaura Fuentes | 12 julio, 2018

Caracas/Foto Portada: Wladimir Campos.- Las condiciones deplorables en las que se encuentran las furgonetas de la morgue de Bello Monte han llevado al menoscabo del servicio del traslado de los cadáveres. La mayoría pasan horas en el sitio del suceso y algunos familiares han tenido que ingeniárselas para transportar los cuerpos de sus seres queridos.

Lea también: Putrefacto y con el rostro carcomido: Encontraron cadáver en zona fronteriza de Venezuela

Un caso que le ocurrió a los familiares de Carlos Enrique Pérez, de 69 años, quien fue arrollado y en medio del hecho terminó degollado cuando se encontraba en el túnel de El Silencio, cerca de la plaza O’Leary de Caracas. El suceso ocurrió este miércoles a las 02:00 de la tarde.

Carlos Enrique venía en una moto por el túnel para dirigirse hacia su casa, situada en el sector La Cañada del 23 de Enero, cuando fue arrollado por una camioneta. El vehículo lo arrastró entre 30 a 40 metros, por lo que terminó degollado.

Tras el hecho el vehículo implicado se dio a la fuga y un motorizado que conocía al fallecido informó a sus familiares lo que había ocurrido, quienes se apersonaron al lugar.


Los familiares de Carlos Enrique solicitaron apoyo a la sede del Cicpc Eje Central, los cuales habilitaron una furgoneta para trasladar al fallecido hasta la morgue de Bello Monte, debido a que su cadáver duró en el lugar tres horas, porque en la morgue no había furgonetas para el traslado.

Carlos Enrique era el mayor de tres hermanos y dejó tres hijos. Se conoció que laboraba como mensajero para una empresa situada en Bello Monte.

Sus familiares repudiaron la falta de furgonetas para trasladar los cadáveres. Asimismo, informaron que, en el túnel, donde ocurrió el suceso, no había luz, por lo que se presume que esta situación podría haber ocasionado el accidente.

Comentarios

comentarios