article-thumb
   

“Mi esposo no está muerto”: Arrollado por la tanqueta lucha para sobrevivir (+Video)

Lysaura Fuentes | 8 mayo, 2019

Caracas/Foto Portada: Lysaura Fuentes.- “Está circulando por las redes que mi esposo falleció, eso no es cierto, salió de riesgo, pero su estado es delicado todavía, está luchando para salir de este proceso tan crítico”, así aseveró Mónica Rangel, esposa de Luis Fernando Aguilera, de 37 años, uno de los manifestantes que fue arrollado por la tanqueta de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ese 30 de abril, un día convulsionado, en el que los venezolanos pedían a viva voz un cambio para Venezuela.

Lea también:  Tanqueta arrolló a manifestantes en la Francisco Fajardo

Mónica, con fortaleza y firmeza, manifestó en exclusiva para El Cooperante su rechazo a las divulgaciones en las redes sociales sobre la supuesta muerte de su esposo. “Eso es totalmente falso, él salió de riesgo, pero todavía está delicado de salud”, dijo.

Luis Aguilera, quien ha laborado como asesor de ventas, presenta seis costillas fracturadas, una perforación en el pulmón, fractura abierta de cadera, fractura de coxis y una herida grave, por la cual tiene una colostomía.

Aguilera ha sido intervenido quirúrgicamente en tres oportunidades, a pesar de ello se mantiene luchando por su vida como lo ha hecho desde aquel momento cuando una tanqueta militar lo sorprendió mientras se encontraba en una manifestación.

Mónica recuerda que ese día ella estaba en la casa de su madre y recibió la llamada de que su esposo estaba gravemente herido en una clínica. “Yo siempre acudía con él a las manifestaciones, pero esta vez él se fue solo, yo no sabía que él estaba por La Carlota, hasta que me dijo después, incluso no he querido ver el video”, manifestó.

Contó que su esposo le dijo que llegó hasta las cercanías de La Carlota porque “le ganó la adrenalina”. “Él me cuenta que las tanquetas tenían un buen rato estacionadas en ese punto, pero como se distrajo, no se percató que la tanqueta venía contra ellos, los agarró de sorpresa, no le dio chance de reaccionar, intentó correr hacia la isla de la vía, pero la tanqueta pasó la isla y lo arrolló. Los miembros de la Cruz Verde lo llevaron a la clínica. Mi esposo me dijo que él nunca tuvo en su mente que se iba a morir, él sabía que iba a salir de esto”, narró.

Después de lo que le tocó vivir, Luis Aguilera no logra conciliar el sueño. “No se le puede hablar de eso, se le sube la tensión, tenemos que darle pastillas para dormir”, contó Mónica Rangel.

Mónica, quien tiene 19 años de relación con Luis Aguilera, aprovechó la oportunidad para solicitar apoyo en cuanto a medicinas para su esposo. Necesitan Clexane de 40 miligramos, analgésicos endovenosos, protectores gástricos y soluciones de 0,9%.

Comentarios

comentarios