article-thumb
   

“Mi papá no es un narco”, señala Betsy Cammarano

Christhian Colina

Christhian Colina.- En horas de la tarde de este martes, Richard Cammarano fue presentado ante el tribunal 31º de control del Área Metropolitana de Caracas por delitos vinculados al tráfico internacional de drogas. Cammarano fue detenido el pasado sábado en compañía de la magistrada Miriam Morandy y su asistente Tibisay Pacheco en el aeropuerto internacional de Maiquetía.

La fiscalía le imputó la posesión de 1,2 toneladas de drogas y se comprometió a investigar unas presuntas pruebas consignadas por la defensa de Cammarano contra funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), que lo habrían extorsionado a principios de 2012.

Betsy Esusy, hija del presunto narcotraficante, señaló al ex jefe de la división de robos del Cicpc, Roger Graterol, de levantarle un expediente a su padre, “porque a principios de 2012 se negó a pagar una extorsión de 1 millón de dólares”, dinero que Cammarano manejaba por ser propietario de una fábrica de vidrios blindados”. Graterol estaría siendo solicitado en los tribunales por el homicidio de cinco integrantes del colectivo escudo de la revolución durante un allanamiento del Cicpc en un edificio de Quinta Crespo en octubre de 2014.

Mi papá no es un narco. Su único delito era tener dinero porque trabajaba y eso en Venezuela es negativo. Mi papá tenía una blindadora, una fábrica de vidrios blindados y dos tiendas de electrónicos en el San Ignacio y en el Centro Ciudad Comercial Tamanaco y todo lo traía con Cadivi. Hago responsable a Graterol Gómez de lo que le pase a mi papá. Mi papá tiene 3 años tratando de probar su inocencia y lo único que han hecho es engavetar todo”, señaló Betsy Esusy.

La hija del hoy aprehendido por la justicia pidió que se investigue el expediente identificado con el número 01-DDC-F68-0161-2012 de las fiscalías 88º y 31º anticorrupción de Caracas, pues aseguran que “en el expediente de anticorrupción y en el expediente de 31 de control N-19076-13 cursan documentos de propiedad del verdadero dueño del inmueble donde incautaron los 1.200 kilos de drogas, que posteriormente implantaron maliciosamente a mi papá. Causa asombro que la Fiscalía no investigó al verdadero propietario de lo incautado”, finalizó Esusy.

Comentarios

comentarios