article-thumb
   

Mientras al Foro de Sao Paulo van cuatro gatos, en Brasil inventan la “Cumbre de la Derecha”

Elizabeth Fuentes | 16 julio, 2018

Caracas/Foto de portada: Cancillería- Sin pena ni gloria ha pasado el envejecido Foro de Sao Paulo realizado este año en Cuba. Con pocos asistentes de peso, como Ralph Gonsalvez, primer ministro de San Vicente y las Granadinas, más los expresidentes Dilma Rousseff, de Brasil, y Manuel Zelaya, de Honduras, la mayoría de los delegados provienen de partidos políticos de Cuba y Venezuela, todos con el mismo discurso antiimperialista vencido y repetido año tras año.

Adan Chávez, vicepresidente de Asuntos Internacionales del Partido Socialista de Venezuela (PSUV), quien ya se encuentra en La Habana como invitado, reveló que Venezuela lleva a esta reunión una numerosa delegación compuesta por militantes del PSUV, el Partido Comunista y el partido Patria Para Todos, así como miembros de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad, integrantes de movimientos sociales, campesinos, mujeres, jóvenes, indígenas, afrodescendientes, trabajadores y diputados de la Asamblea Nacional Constituyente.

Le puede interesar: Las ansias de venganza de Delcy Rodríguez deberían ser tratadas profesionalmente





Aunque llama la atención que en el Foro Chávez reconociera que solo cuatro países -Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua-, son ahora los encargados de enfrentar las agresiones imperialistas.  De allí que, frente a la represión de Daniel Ortega contra las protestas del pueblo nicaragüense, que se ha cobrado más de 300 vidas, Adán Chávez  las calificó como “un embate terrible similar a las acciones de violencia insurreccional promovidas por sectores oligarcas y de la extrema derecha contra Venezuela entre abril y julio de 2017”.

Lo cierto es que a la tímida respuesta al Foro, incluyendo la mediática -solo los medios afiliados a los gobiernos invitados le han dado cobertura-, se le une ahora un adversario difícil:  el diputado ultraderechista brasileño Jair Bolsonaro del Partido Social Liberal (PSL) quien ha organizado la “Cumbre Conservadora de las Américas”, un evento para exponer proyectos realizados por la derecha en otros países de la región.

El acto  está previsto para el 28 de julio en Foz de Iguazú, en Paraná, según informó ayer el diario Folha de Sao Paulo y se espera que   3.000 personas participen en el encuentro, pensado como un contrapunto al Foro de Sao Paulo.





Aunque ningún jefe de Estado ha sido invitado a la Cumbre Conservadora de las Américas,  Bolsonaro afirma que están siendo invitados “ministros y senadores de Colombia, Chile, Paraguay y Argentina, que representan a los partidos de derecha recién electos”.

“Todos nosotros que asistimos en los últimos años al ascenso bolivariano, logramos percibir los efectos nefastos de esa política, que nos dejó como legado una dictadura en Venezuela. Ha llegado la hora de firmar los nuevos rumbos de América Latina”, enfatizó Eduardo Bolsonaro (PSL).

Bolsonaro es llamado “El Trump brasileño” y en un escenario electoral sin Lula, según las últimas encuestas, Bolsonaro lidera con una mínima ventaja a la centrista Marina Silva.

Al final del encuentro se elaborará una carta de principios de la derecha: “Porque la idea es, con la elección de Bolsonaro, formar un nuevo eje político, económico y cultural en la región”. 

Comentarios

comentarios